El obispo a los nuevos presbíteros: "Si no hay sacerdote, no hay eucaristía"

11

David Reyes Guerrero y Carlos de la Fuente Cortina han sido ordenados, por el prelado de la diócesis, en la Catedral

obispo
Ordenación de David Reyes y Carlos de la Fuente./Foto: DMCS

David Reyes Guerrero, procedente del Seminario Conciliar San Pelagio y Carlos de la Fuente Cortina del Seminario Misionero Redemptoris Mater San Juan de Ávila, ya son nuevos sacerdotes de la Iglesia. Su ordenación ha tenido lugar, en una emotiva ceremonia, en la Catedral de Córdoba de manos del obispo, monseñor Demetrio Fernández.
El obispo ha comenzado su intervención, dando la bienvenida a la Catedral y, especialmente, a los nuevos presbíteros y a los familiares que los han acompañado.”Hemos escuchado sus nombres porque nadie puede acceder a este ministerio, si no es llamado”. Como lo fue San Juan Bautista, ya desde el vientre materno. Por tanto, el prelado ha recordado que Dios “es el principal protagonista de nuestra historia”. Y ha recordado que la vida presenta momentos de dificultad y “volver al Señor en la oración nos da paz, serenidad y esperanza”.
“Esa certeza en la llamada de Dios es la que os sostendrá en vuestra vida, queridos Carlos y David”, les ha expresado Demetrio Fernández. Así ha profundizado en el sentido de ser presbítero. En este contexto ha recordado el significado que posee la llamada que realiza Cristo por el sacramento del orden. Y los ha animado a que hagan que la gente sepa quién es Jesucristo. “Y decidles, yo soy el que anuncio su misericordia y su amor, pero es Él no yo, el que salva y te da los dones que Dios nos tiene preparados”.
Otro de los aspectos que el obispo ha puesto de relieve sobre el ministerio que comienzan los nuevos presbíteros ha radicado en que “sois capacitados para celebrar la eucaristía”. Y ha subrayado que “si no hay sacerdote, no hay eucaristía”, dando cuenta de la importancia tanto del sacramento como del ministerio que propicia estos dones. A ello ha añadido Demetrio Fernández lo “impresionante” que resulta la capacidad de perdonar los pecados. Todo ello sin olvidar que “seréis ministros de la Palabra, que transformará el corazón por el poder del Espíritu Santo”.
Cabe recordar que los nuevos sacerdotes iniciarán su ministerio con la celebración de su primera misa. De tal modo que Carlos de la Fuente la oficiará el 25 de junio, a las 12:00 horas, en la parroquia de la Sagrada Familia; mientras que David Reyes hará lo propio el 30 de junio, a las 20:30 horas, en la parroquia de San José de Jauja.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here