"Si hubieran ido a los tribunales a reclamar la Mezquita se les habría acabado el chollo"


Juan José Primo Jurado y Rafael Díaz Vieito exponen los argumentos históricos y jurídicos que avalan la titularidad de la Iglesia sobre la Mezquita-Catedral

IMG 20170622 WA0012
Juan José Primo Jurado, Adolfo Molina, Rafael Díaz Vieito y José María Bellido./Foto: Curro Paniagua
El Foro, organizado por el Partido Popular, Mezquita-Catedral: historia, leyenda y actualidad, ha contado con la intervención del subdelegado del Gobierno en Córdoba e historiador, Juan José Primo Jurado, así como del prestigioso jurista, Rafael Díaz Vieito. Con una numerosa asistencia de público, el presidente del PP de Córdoba, Adolfo Molina, ha dado la bienvenida a los presentes. Mientras que el portavoz de la formación en el Ayuntamiento, José María Bellido, ha conducido el acto, en el que ha dado la palabra a Primo Jurado, formulándole una pregunta acerca de si en algún momento, el conjunto monumental ha sido propiedad del Estado.
“El gobierno central tiene clarísimo que el templo nunca ha sido del Estado”, ha comenzado el historiador. Éste se ha referido a esta cuestión, catalogándola como un debate partidista que “no va a llegar a ninguna parte, porque carece de sentido común”. Y ha asegurado que “sería una locura expropiar la Mezquita tanto por lo que costaría como porque no hay motivo para hacerlo”.
 
IMG 4714
Aforo completo en la conferencia sobre la Mezquita-Catedral organizado por el PP./Foto:Curro Paniagua
Primo Jurado ha subrayado el ejemplo de tolerancia de Fernando III y los sucesivos obispos al no destruir, no sólo la Mezquita, sino su esencia religiosa que es el Mihrab. Por ello, ha valorado que nadie puede dar lecciones de tolerancia a los católicos.
Por otra parte, ha recorrido el uso del edificio, que siempre ha sido religioso y se ha usado en ese sentido. Y ha repasado la simbología funeraria, así como los enterramientos célebres que acoge el templo, como los de Góngora, el Inca Garcilaso, Pedro Duque Cornejo y el cardenal Salazar. Posteriormente, ha expuesto casi una decena de leyendas sobre el conjunto monumental, “que nacen del pueblo de Córdoba, el mismo que siempre ha comprendido su carácter religioso”. En este sentido, el historiador ha advertido que “no vayamos a ser más listos que el pueblo, que siempre entendió de quién era propiedad el templo, de la Iglesia”.
IMG 4715
Momento de la intervención de José María Bellido./Foto: Curro Paniagua.
Bellido ha tomado de nuevo la palabra para presentar a Díaz Vieito, al que ha cuestionado sobre los motivos que han llevado a quienes reclaman la titularidad pública a no ir a los tribunales. Con una buena dosis de ironía, el notario ha comenzado agradeciendo a Isabel Ambrosio, el anuncio -realizado este jueves- de los miembros que integran la comisión. Afirmación que ha levantado los aplausos de los asistentes. Asimismo, ha respondido a la pregunta lanzada por Bellido y ha explicado que “si hubieran ido a los tribunales a reclamar la Mezquita se les habría acabado el chollo”.
Díaz Vieito ha explicado que la inmatriculación no atribuye la propiedad, sino derechos que surgen con anterioridad. En el caso de la Mezquita-Catedral, hay que remontarse ocho siglos atrás. En este contexto, el notario ha explicado la legislación que ha permitido este sistema. De hecho, ha recordado que cuando se inmatricula la Mezquita-Catedral era alcaldesa de Córdoba Rosa Aguilar (IU), presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves (PSOE); y como presidente del Gobierno estaba José Luis Rodríguez Zapatero. De tal manera que ha rebatido el argumentario de quienes han negado la propiedad de la Iglesia, ya que los responsables políticos del momento “no eran sospechosos de mantener un contubernio con la misma”.
Otro de los aspectos que ha puesto de relieve ha radicado en que en el ordenamiento jurídico español no se reconocen los bienes vacantes. Por tanto, en caso de no ser propiedad de la Iglesia lo sería del Estado, de la comunidad autónoma, la Diputación o el Ayuntamiento. Y ha recordado el informe auspiciado por la administración local que rebatía que fuera ésta la propietaria. Así, si no pertenece a ninguna de estas cuatro administraciones, la propietaria es la Iglesia, ha asegurado Vieito. Y ha subrayado que no hay ninguna catedral en España que sea propiedad del estado.