Carmen Calvo o el "bien privado" de la Mezquita-Catedral


Un mes después de la inmatriculación, la entonces ministra de Cultura defendió que la Mezquita-Catedral es "propiedad privada, de la Iglesia católica"

La profesora de Derecho Constitucional Carmen Calvo ha sido escogida para formar parte de la comisión municipal sobre la Mezquita-Catedral con el objetivo de “buscar nuevos argumentos”, como en reiteradas ocasiones ha señalado la alcaldesa, para reclamar la denominada “titularidad pública” del templo. En cambio, esta miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE mantenía cuando era ministra de Cultura una opinión que difiere considerablemente de las pretensiones finalistas con las que Isabel Ambrosio ha creado este órgano, pues afirmó que la Mezquita-Catedral es un “bien privado”.

Federico Mayor Zaragoza y Carmen Calvo. comisión
Federico Mayor Zaragoza y Carmen Calvo. /Foto: LVC

En 2006 se generó una curiosas polémica por la salida a subasta de unas vigas que pertenecieron a la Mezquita-Catedral. En aquel momento se generó una corriente de opinión que en determinados foros reclamaba que esas cinco vigas, iguales a las decenas y decenas que el Cabildo custodia en el Patio de los Naranjos, debían volver a la ciudad. La presión fue tan fuerte que se llegó a pedir que interviniera el Gobierno de España para que, con su adquisición, regresaran a su lugar de origen. En aquel momento la ministra de Cultura era Carmen Calvo, quien zanjó la polémica con una afirmación que contrasta con las pretensiones de la comisión de la que ella forma ahora parte. En una información publicada por El País el 10 de abril de ese año Calvo afirmó de forma tajante que las cinco vigas son “patrimonio histórico de los españoles, pero es una propiedad privada, que sale de un monumento que es propiedad privada, la Iglesia católica”, en referencia a la Mezquita-Catedral de Córdoba.
Estas declaraciones de Carmen Calvo contrastan aún más por el momento en que las hizo. Fue en 2006, un mes después de que el Cabildo catedral hiciese uso de su propiedad y acudiese al Registro de la Propiedad para inscribirla por primera vez a su nombre, que es lo que se conoce como inmatriculación. Ahora, la exministra de Rodríguez Zapatero forma parte de una comisión cuya única finalidad es atacar dicha inmatriculación, al considerarla “inconstitucional”, cuando en aquel tiempo no titubeó a la hora de considerar a la Iglesia como propietaria del templo.

3 Comentarios

  1. ¿Qué podemos esperar de una señora que como ministra dijo” que el dinero público no es de nadie” ? Ahora se engancha e a este carro que es el que suena. Es alucinante que semejante personaje haya sido ministra de cultura de un país. Claro que conociendo a quien la nombró……..-

  2. Por qué los políticos no se preocupan de hacer carreteras y buscar trabajo para la gente y dejan en paz a la Iglesia que lleva siglos conservando este monumento?Todos sabemos que si no es por la iglesia no estaría ni en pie

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here