Un análisis sobre los 500 años de la reforma luterana


El profesor de Ecumenismo, Manuel González Muñana, presenta su nuevo libro ‘Lutero y el luteranismo en perspectiva ecuménica, en el 500 aniversario de la Reforma luterana’

reforma
Acto de presentación del libro de Manuel González Muñana./Foto: DMCS

El Centro Ecuménico Testamentum Domini ha acogido la presentación del libro ‘Lutero y el luteranismo en perspectiva ecuménica, en el 500 aniversario de la Reforma luterana’. Se trata de una obra realizada por el profesor de Eclesiología y Ecumenismo y párroco de la Inmaculada Concepción y San Alberto Magno, Manuel González Muñana. En la presentación intervino el Vicario General de la Diócesis, Francisco Jesús Orozco Mengíbar, quien ha escrito el prólogo del libro. También participó el padre Benjamín Andrew Wilkinson y el padre Nicolás Ostapyshyn.
Como ha explicado el profesor y sacerdote, esta nueva obra aborda una visión personal de Lutero, sobre cuáles fueron las causas de la ruptura, de la Reforma, y de los avances que se han producido, desde el nacimiento del movimiento ecuménico entre la Iglesia Católica y los luteranos. El libro termina con el encuentro del Papa el año pasado, en Suecia, con la Federación Luterana Mundial, para conmemorar los 500 años de la reforma luterana.
González Muñana es uno de los grandes expertos de la diócesis en la materia. Sobre su labor como docente, el sacerdote explica que “me siento bien, realizado como profesor de Eclesiología y de Ecumenismo porque este tipo de formación es necesaria para todos los cristianos. Pero es imprescindible para aquellos que aspiran a ser sacerdotes”. Mientras que, acerca del trabajo llevado a cabo en torno al Ecumenismo en Córdoba, no duda en señalar que se inició desde el desde el mismo Concilio Vaticano II. Tal vez, fue el primer seminario en el que se impartió la materia, que se viene realizando desde el año 1965, todavía no había terminado el Concilio. Después hemos tenido el nacimiento del Centro ecuménico y acontecimientos muy importantes como el encuentro, en 2009, del grupo mixto de trabajo Iglesia Católica-Consejo Mundial de Iglesias”.