Las Penas de Santiago anuncia medidas legales por ridiculizar a la Virgen de la Concepción


La corporación del Domingo de Ramos emite un comunicado en el que muestra su "repulsa", ante lo que considera "un ataque deliberado contra la imagen"

Santiago
María Santísima de la Concepción./Foto: Jesús Caparrós

Un fotomontaje en el que aparece el rostro de María Santísima de la Concepción con unos colmillos, propios de un vampiro, ha corrido por las redes sociales. Un hecho que ha obligado a la hermandad de las Penas de Santiago a emitir un comunicado en el que muestra su “repulsa”, ante lo que han considerado “un ataque deliberado contra la imagen”. La corporación del Domingo de Ramos ha sido contundente, al expresar que la variación del aspecto original de la imagen ha tenido lugar “bajo la débil y cobarde excusa de realizar una obra de arte con el fin de ridiculizarla”.
La cofradía que dirige Jesús Casero ha expresado su deseo de “no dar ningún tipo de publicidad a este sujeto”. Y considera el acto como “un atentado contra los sentimientos de nuestros hermanos, de manera directa”, demás de los de “todos los cristianos, en general”. Por ello, la corporación de Santiago ha especificado que “no va a consentir este tipo de ataques y empleará, con toda la contundencia de la que sea capaz, todos los medios legales para su defensa”. Atendiendo al deseo manifestado por la corporación de no dar publicidad a la imagen, la misma aparece en el siguiente enlace.
Este no es el primer caso en que se utiliza una fotografía de una imagen sagrada para realizar montajes ofensivos para sus devotos. Si bien, llama la atención que la “obra” ha sido expresamente promocionada en una conocida red social, con la posible intención de alcanzar al mayor número de personas posible.

1 Comentario

  1. No hace daño quien quiere sino quien puede, y es este caso no hay que hacer más comentarios. Los cristianos estamos acostumbrados a ataques como estos y aún peores, pero aquí seguimos fieles a Jesucristo y a su Santísima Madre.

Comments are closed.