Pozoblanco se prepara para la cita con su historia


Los titulares de la hermandad del Cristo del Perdón y Nuestra Señora de la Amargura ya están dispuestos para la salida extraordinaria de este sábado

Pozoblanco
Iglesia de Santa Catalina de Alejandría./Foto: Amargura y Perdón

La primera jornada del triduo extraordinario en honor del Cristo del Perdón y Nuestra Señora de la Amargura en la iglesia de Santa Catalina, ha marcado la recta final de los actos conmemorativos del 75 aniversario de la cofradía de Pozoblanco. Los mismos tendrán su punto culminante este sábado cuando el templo acoja la celebración litúrgica, que presidirá el arzobispo emérito de Sevilla, el cardenal Carlos Amigo. La especial ceremonia, que dará comienzo a las 18:30, dará paso a una histórica salida extraordinaria.
Con los titulares sobre sus pasos procesionales, el itinerario por el que transitarán los titulares de la hermandad de los Salesianos comenzará en la Plaza de la Iglesia, para continuar por San Cayetano, Jesús y Plaza de la Constitución. Desde ese enclave tomará León Herrero, Pozo Viejo, Tinte, Feria, Cronista Sepúlveda, Real, Mayor y Demetrio Bautista. La parte final del recorrido discurrirá por San Isidro, San Rafael, San Antonio, San Juan Bosco, Travesía, Andrés Peralbo y llegará por Andrés Peralbo a la Plaza Padres Salesianos. Mientras que el acompañamiento musical para esta especial jornada contará con la banda de cornetas y tambores, Los del Perdón, de Pozoblanco, para poner sus sones al crucificado. Una consolidada formación que mantiene un gran nivel de calidad. Mientras que tras la imagen de Nuestra de la Amargura irá con una de las bandas de música más reconocidas del género. Se trata de la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora del Carmen de Salteras, de Sevilla.
Pozoblanco
Cristo del Perdón./Foto: BCT Los del Perdón

Una jornada para la historia de Pozoblanco, que se viene festejando desde las últimas semanas. Durante las mismas se presentaba el cartel anunciador que, realizado por la pintora sevillana Nuria Barrera, ha estado expuesto en la fachada de la iglesia de Santa catalina. Un detalle que ha ofrecido una muestra más de la ilusión con que se acoge la celebración de los tres cuartos de siglo de la cofradía pozoalbense.