Una apuesta musical "con aspiraciones de trascendencia"


La formación musical que acompaña a la Virgen de la Paz y Esperanza, la banda de la Soledad de Cantillana lanza su segundo trabajo discográfico

musical
Portada del segundo disco de la banda de música de la Soledad de Cantillana

“Un repertorio ambicioso, cuidadosamente seleccionado y con aspiraciones de trascendencia dentro de la historia de la música procesional” son las características que definen el segundo trabajo discográfico de la banda de la Soledad de Cantillana, tal y como expresa el director de la formación sevillana, Carlos Carvajal. Y es que el conjunto musical que acompaña a la imagen cordobesa de María Santísima de la Paz y Esperanza acaba de publicar, Berakah -término hebreo que significa bendición-, un disco en el que se integran piezas de compositores tan prestigiosos como Germán Álvarez Beigbeder, Ricardo Dorado y Braulio Uralde, entre otros.
La grabación mantiene como característica fundamental, el hecho de que se compone íntegramente de marchas eucarísticas, tratándose, por tanto, del primer trabajo de esta tipología que se ha realizado hasta ahora a nivel nacional. Un LP que se ha elaborado en los conocidos estudios Alta Frecuencia de Sevilla, bajo el sello de Rossini Discos y la producción de José Ramón Muñoz Berros. Se trata de un trabajo musical en el que ha primado la calidad, dando cabida a autores clásicos y contemporáneos, donde las piezas elegidas van dirigidas “a un público especializado en la materia”, como Carvajal.
El director de la Soledad de Cantillana señala, además que, el nuevo disco, “contribuye a cubrir una importante laguna existente dentro del campo de la música procesional”. Con recuperaciones históricas, en opinión de Carvajal, este trabajo “vendrá a completar, aun más si cabe, la importante trayectoria que nuestra banda de música está siguiendo en los últimos tiempos”. La grabación se compone de las siguientes marchas:
Himno Pontificio, de Charles François Gounod, 1869; La Procesión del Corpus, de Antonio Moreno Pozo, 2012; ¡Gloria in Excelsis!, de Mariano San Miguel Urcelay, s. XX; Marcha Opus 70, de Eusebi Bosch i Humet, 1896; Consagración, de Cristóbal López Gándara, 2015; Santísimo Sacramento, de Antonio Moreno Pozo, 2016; ¡Gloria al Señor!, de Ricardo Dorado Janeiro, siglo XX; Cantemos al Señor, de Germán Álvarez Beigbeder, 1920; Al Santísimo Sacramento, de Reveriano Soutullo Otero, s. XX; Corpus Christi, de Ángel Peñalva Téllez, 1911; Himno del Santo Grial, de Perfecto Artola Prats, 1988; Cordero de Dios, de Ricardo Dorado Janeiro, 1964; y El Corpus, de Braulio Uralde Bringas, siglo XX.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here