La cofradía de la Rosa emite un comunicado en el que aplaza sus elecciones


La corporación ruteña elige como fecha de la segunda convocatoria, para elegir a su nueva junta directiva, el sábado 10 de junio

cofradía
Nuestro Padre Jesús de la Rosa./Foto: Cofradía de la Rosa

La renovación de la junta directiva de la cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Rosa y María Santísima del Mayor Dolor de Rute tendrá que esperar hasta el próximo sábado 10 de junio. Así lo ha anunciado la mesa electoral, encargada de dirimir este proceso, por medio de un comunicado, fechado este 3 de junio. En el mismo se establece que, tras quedar la primera convocatoria de las elecciones desierta, la segunda se establece una semana más tarde.
La casa de hermandad, ubicada en el número 128 de la calle Priego, será el enclave que acoja esta segunda convocatoria, entre las 21:00 y 22:00 horas del 10 de junio. Mientras que la entrega de las candidaturas tendrá que efectuarse antes del 9 de junio. Las mismas deberán ser entregadas al consiliario de la cofradía, Carmelo María Santana. En el comunicado se han recordado, a su vez, los requisitos que deberán cumplir los hermanos que quieran optar al cargo.
El primero de aquéllos establece que serán objeto de elección, todos los hermanos activos de la cofradía. Si bien, entre las exigencias para poder acceder al cargo, se hace preciso estar dispuesto a servir y comprometerse con el cargo que ha de desempeñar adecuadamente y con sentido cristiano. Además, se precia llevar, al menos, un año como cofrade activo; no tener vínculos con partidos políticos o asociaciones con vínculos con la política, a ningún nivel territorial; así como la candidatura deberá contar con un número mínimo de 10 personas, que cumplan con los requerimientos antedichos.
Fundada a mediados del siglo XVIII y reorganizada en 1981, la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Rosa procede de un antiguo convento de franciscanos de la Hoz. Se trata de una advocación singular porque posee una leyenda que narra como un joven trataba con cierta sorna a los habitantes de aquel lugar, y en tono de burla cortaba cada día una rosa del jardín, ofreciéndosela al Nazareno. En ello estaba en una ocasión cuando, a solas con el Cristo, oyó una voz que le dijo: “¿Hasta cuándo?” Salió profundamente sobrecogido de la ermita y, arrepentido y lloroso por lo ocurrido, contó a los monjes su experiencia, convertido ya a la fe católica.
Por su parte, María Santísima del Mayor Dolor es una imagen de belleza expresiva, ambas imágenes pertenecen a la escuela granadina del siglo XVIII.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here