Entre girasoles y olivos Córdoba se adentra por los caminos más rocieros


La quinta jornada del camino del Rocio de Córdoba despide el paisaje de girasoles para entrar en los caminos de arenales y pinos

Camino del Rocío. Hermandad de Córdoba.
Camino del Rocío. Hermandad de Córdoba. /Foto: LVC

Hoy será el último día que los hermanos de la hermandad del Rocío de Córdoba hayan visto girasoles y olivos a su alrededor. A partir de mañana llegarán hasta los caminos más rocieros, en los que los arenales y los pinares tomarán el protagonismo en la jornadas de camino de esta filial cordobesa. De esta forma, desde muy temprano, sobre las 07:00, los rocieros han madrugado para empezar a caminar bajo un cielo que amenazaba lluvia pero que, finalmente, no ha dejado caer ni una gota sobre los romeros cordobeses. Aun con sol, las temperaturas han sido frescas y los peregrinos han podido caminar sin dificultad, mucho más aliviados.
El destino del mediodía era el cortijo de La Mula, una parada tradicional que llevan realizando los hermanos de la hermandad del Rocío de Córdoba desde hace varios años y en la que aprovechan para comer y tener un rato de convivencia antes de proseguir la dura jornada del lunes por la tarde.
Tras continuar por el camino que marcaba el alcalde para carreteras, la tarde se ha echado encima de la filial cordobesa. Las carriolas, poco a poco, iban avanzando hasta llegar, ya casi entrada la noche, en el cortijo de Bujadillos, donde la hermandad pernoctara.
Camino del Rocío. Hermandad de Córdoba. girasoles
Camino del Rocío. Hermandad de Córdoba. /Foto. LVC

Aquí, en este cortijo, un hermano de la hermandad abre las puertas de su casa para ofrecer todo tipo de comida y bebida a los rocieros cordobeses. Esta es una muestra más de la solidaridad y de la unión de la que hace gala de hermandad del Rocío de Córdoba durante su caminar, y más aún sus hermanos.
Será esta noche en la que que la carreta cambie de imagen ya que mañana será una flores nuevas las que protagonicen el exorno floral de la carreta del simpecado blanco y oro. Son una flores que, según han explicado los encargados de colocarlas, la empresa Pinsapo, son mucho más silvestres para estos días de camino. El siguiente cambio será ya el sábado para la presentación de las hermandades en la aldea del Rocío

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here