Una semana para decidir el futuro de dos cofradías

7

Las hermandades de Jesús Caído y la Piedad de las Palmeras elegirán a los encargados de dirigir sus respectivas corporaciones, durante los próximos cuatro años

cofradías
Jesús Caído./Foto: Eva M. Pavón

La semana que comienza viene marcada por la culminación de los procesos electorales de dos cofradías. Las hermandades de Jesús Caído, el jueves 1 de junio, y la de la Piedad de las Palmeras, el domingo 4, elegirán a los encargados de dirigir sus respectivas corporaciones, durante los próximos cuatro años. En ambos casos, a las elecciones concurre un solo candidato. En el caso de la corporación de San Cayetano , Juan Rafael Cabezas sustituirá, previsiblemente, a Rafael Madueño tras ocho año al frente de la cofradía. Mientras que en el caso de la institución penitencial de San Antonio María Claret, Raúl Torres realizará con toda probabilidad su segundo mandato.
El cabildo de elecciones del Caído se celebrará, a las 20:30 del primer día de junio. Una vez concluido el plazo de presentación de candidaturas para el cargo de hermano mayor ante la junta electoral, a la asamblea sólo concurrirá Cabezas. Como se indica por parte de la propia corporación del Jueves Santo, se trata de una persona vinculada a la zona de Santa Marina, a San Cayetano y a la cofradía, desde su infancia; y ha sido merecedor del escudo de oro por su dedicación y años de trabajo que ha realizado en la misma. Cabe destacar que el aspirante ha ocupado el puesto de diputado mayor de gobierno o albacea durante más de veinticinco años, tiempo que lleva en distintas juntas de gobierno de la Hermandad de forma ininterrumpida. Durante estos años ha acumulado una gran experiencia en la organización de la cofradía cada Jueves Santo y, desde hace unos meses, también se ocupaba de la tesorería, dados sus conocimientos de contabilidad, función que ejerce en el ámbito profesional.
cofradías
Foto. Cabildo Catedral de Córdoba

Al mediodía del domingo 4 de junio, los hermanos de la Piedad de las Palmeras renovarán su confianza en Torres. El mandato viene marcado por la hechura del nuevo crucificado. Y es que la cofradía de las Palmeras convocaba a sus hermanos a un cabildo extraordinario, que resultaba de especial trascendencia. Así, los miembros de la corporación de San Antonio María Claret decidían cambiar la imagen del Cristo de la Piedad. La misma se producía a consecuencia deteriorado estado de conservación de la talla. Este será el gran proyecto que afrontará la nueva junta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here