Curro y Arce rescatan la feria de antes


La caseta La Trabajadera acoge la emisión del programa "La Voz de las Cofradías", un enclave que, pese haber estado siempre en el Arenal, conserva el espíritu del recinto ferial de la Victoria

David Arce y Luis M. Carrión, “Curro”, durante el programa La Voz de las Cofradías./Foto: LVC

“Me crié en el ambiente de feria tradicional y, mientras que La Trabajadera siga abierta en el Arenal vamos a seguir siendo fieles a nuestros principios, que creo que es algo fundamental en la vida”. Estas afirmaciones de Luis Miguel Carrión, Curro, unidas a las de David Arce en el programa La Voz de las Cofradías, definen el estilo de caseta que ambos regentan. Un espacio que, sin haber estado previamente en el Paseo de la Victoria, recupera el espíritu previo al traslado de la celebración que culmina el mes de mayo cordobés.
Curro y Arce ejercían, este lunes, como anfitriones del programa que dirige José Juan Jiménez Güeto. Inquiridos por éste acerca de por qué debe acudir la gente a su caseta, los regentes del establecimiento han coincidido en el carácter tradicional del mismo. La Trabajadera es un lugar de “encuentro”, ha señalado Arce. Éste ha subrayado que “aquí estamos todos los cofrades, pero no hay ninguna cofradía. Es la de todos”. En consecuencia, el capataz ha explicado que “estamos en la casa de todo el mundo y se puede opinar y charlar tranquilamente”. A ello hay que unir que “el que venga va a encontrar un ambiente, que es lo que se busca en estas fechas, de Feria, en una caseta de Feria”.
Por su parte, Curro no ha dudado en poner de relieve que, en La Trabajadera, “se respira arte y cordobesía por los cuatro costados”. Una aseveración que ha ido en relación con el hecho de que “para los que somos unos enamorados de la Feria de la Victoria, salvando las distancias, aquí se vive y se respira el ambiente real -como ha dicho David (Arce)- de esta celebración. Con todo el respeto a los diferentes estilos de casetas”. En un ambiente distendido y ante la referencia de Jiménez Güeto al cantaor el PaliCurro ha terminado manifestando que, “si no está el Pali, esto no es La Trabajadera”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here