El monarca que cambió la historia de Córdoba


La profesora titular de del Departamento de Historia Medieval de la Facultad de Geografía e Historia de Sevilla, Gloria Lora, pronunciará la segunda conferencia organizada por el Foro Osio

Cabildo Córdoba
Presentación del Foro Osio./Foto: José I. Aguilera

Fernando III, el monarca que cambió la historia de Córdoba. Bajo este título, la profesora titular de del Departamento de Historia Medieval y Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Facultad de Geografía e Historia de Sevilla, Gloria Lora, pronunciará la segunda conferencia que organiza el Foro Osio. En el marco de una iniciativa con la que pretende impulsar la actividad cultural y académica en la ciudad. Y es que la idea nace como homenaje a una de las figuras más insignes de la Iglesia y acogerá diferentes actividades culturales y académicas, en torno a los valores del humanismo cristiano, como es el caso de la ponencia que impartirá Lora, a las 19:00, en la capilla de Villaviciosa de la Mezquita-Catedral.
La segunda conferencia del Foro Osio toma el testigo de la que, el pasado 10 de mayo en el marco de la festividad de San Juan de Ávila, pronunciara el prefecto de la Congregación del Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, el cardenal Robert Sarah. Éste desarrollaba un interesante análisis sobre La Catedral: un lugar santo de encuentro de Dios con los hombres. En la misma, el prefecto explicaba que los documentos eclesiales, ha señalado también Sarah, piden que la iglesia catedral, como el resto de las iglesias, esté debidamente dedicada a Dios, es decir, que sea un edificio destinado de manera fija y exclusiva a este fin religioso. Por esta razón, la fecha de la dedicación de la Catedral (que se celebra este 18 de mayo) es recordada anualmente en la liturgia con rango de “solemnidad” en la misma Catedral, y con rango de “fiesta” en toda la diócesis. En el ritual de dedicación de una iglesia se pide ungir con el santo crisma el altar y las paredes del templo. Con ello se significa que todo el edificio está dedicado al culto cristiano de manera exclusiva y para siempre.
Sarah destacaba, finalmente, que precisamente por este valor espiritual, litúrgico y teológico de la Catedral, los católicos de Córdoba se han preocupado a lo largo de muchos siglos de conservar este impresionante conjunto artístico que fue mezquita, construida a su vez sobre una antigua basílica cristiana. “Sin este interés de la Iglesia, muy posiblemente no podríamos contemplar hoy esta joya artística tan admirada. Su perfecta conservación se debe a la importancia que tuvo, tiene y tendrá este edificio para los fieles católicos de esta Iglesia particular”, ha concluido Sarah.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here