"Vengo como profeta y mensajero para lavar los pies a todos"


Enfermos de ELA viajan a Roma profeta
El Papa bendice al exalcalde de Doña Mencía

Ante una multitud de fieles, que se han desplazado a tierras portuguesas para celebrar el centenario de las apariciones de Cova de Iría, el Papa Francisco ha realizado una emotiva oración ante la Virgen de Fátima. En su plegaria, el Pontífice ha explicado que “vengo como profeta y mensajero para lavar los pies a todos”.
El Santo Padre comenzaba su rezo a la Virgen del Inmaculado Corazón, reconociéndola como “refugio y camino que conduce a Dios”. Y se presentó ante ella como “peregrino de la Luz que procede de tus manos”, por lo que daba “gracias a Dios Padre que, siempre y en todo lugar”, que “interviene en la historia del hombre”. De tal forma que el Pontífice se ha definido como “peregrino de la Paz que tú anuncias en este lugar”. En consecuencia, el Papa ha alabado “a Cristo, nuestra paz, y le imploro para el mundo la concordia entre todos los pueblos”. A ello ha sumado su condición de “peregrino de la Esperanza que el Espíritu anima, vengo como profeta y mensajero para lavar los pies a todos, entorno a la misma mesa que nos une”.
Francisco también ha rogado a la Virgen que haga que “sigamos el ejemplo de los beatos Francisco y Jacinta, y de todos los que se entregan al anuncio del Evangelio”. De tal manera que “recorreremos, así, todas las rutas, seremos peregrinos de todos los caminos, derribaremos todos los muros y superaremos todas las fronteras, yendo a todas las periferias, para revelar allí la justicia y la paz de Dios”. Siguiendo esas directrices, por tanto, el Papa ha asegurado ante Nuestra Señora que “seremos, con la alegría del Evangelio, la Iglesia vestida de blanco, de un candor blanqueado en la sangre del Cordero derramada también hoy en todas las guerras que destruyen el mundo en que vivimos”. Un triunfo por el que “seremos, como tú, imagen de la columna refulgente que ilumina los caminos del mundo, manifestando a todos que Dios existe, que Dios está, que Dios habita en medio de su pueblo, ayer, hoy y por toda la eternidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here