El apoyo del obispo a la coronación de la Virgen de la Paz

33

Entre las múltiples muestras de adhesión y cariño a la Paloma de Capuchinos de estos meses destaca el respaldo mostrado por Demetrio Fernández

El obispo ante la Virgen de la Paz y Esperanza en su besamanos./Foto: Jesús Caparrós

En una carta dirigida a la hermandad, el obispo de Córdoba daba el visto bueno a la hermandad de la Paz para que iniciase los trámites oportunos para la coronación pontificia de su titular mariana. Y es que, desde octubre de 2016 y en las reuniones previas que la junta que dirige Enrique Aguilar mantuvo con el prelado y el vicario general, ya se intuía el comienzo de un ilusionante proceso. Durante estos meses el apoyo de Demetrio Fernández a la causa procoronación ha sido incuestionable. Así, se reflejaba ya en aquella decisiva misiva en la que animaba a los cofrades de Capuchinos a organizar “actividades de evangelización, piedad y caridad, de manera que se fortalezca la fe y la vida de los devotos de la Virgen de la Paz”.
Una de las fechas más significativas fue la del pasado 24 de enero. El día de la festividad de la Paz contó con la presencia del obispo en el Santo Ángel, donde volvió a reiterar su amor hacia la Virgen y su entusiasmo por los pasos que estaba dando la hermandad. Por ello, Demetrio Fernández destacaba que el lema escogido para el proceso –Córdoba, corona de la Paz– era “precioso” y venía a significar que “los devotos y toda la ciudad van caminando juntos y se sumen a este itinerario de fe que nos prepare para el gran acontecimiento de la coronación canónica de la Virgen de la Paz”.
El obispo recibido en el Santo Ángel por el hermano mayor de la Paz./Foto: Jesús Caparrós

Otro de los aspectos en que incidió en aquella jornada fue en la participación de la cofradía en un  ambicioso proyecto que la diócesis pondrá en marcha en próximas fechas. Se trataba de la recuperación del antiguo seminario de Santa María de los Ángeles de Hornachuelos, donde en está previsto que sea acondicionado para que pueda acoger a personas en situación de exclusión. Una interesante iniciativa sobre la que el prelado mostraba su alegría “por el entusiasmo con que fue acogido por la junta de gobierno, desde que se les propuso”. En este sentido, recordaba la reunión que los obispos mantuvieron con el Papa y como éste les insistió en la necesidad de ser atendida y acompañada la juventud. Así, Demetrio Fernández insistía en que la “Virgen de la Paz y Esperanza patrocinará la rehabilitación de estos adolescentes y jóvenes, que ya me necesitan que les tiendan la mano y, con solo recuperar a uno, ya habrá valido la pena”.
coronación
El obispo recibido en el Santo Ángel por el hermano mayor de la Paz./Foto: Jesús Caparrós

El Viernes de Dolores era la última gran fecha en que el obispo visitaba a la corporación de Capuchinos. Así, tras presidir la tradicional misa ante la Nuestra Señora de los Dolores, el prelado se dirigía al Santo Ángel para rezar ante la Virgen, que se hallaba en besamanos. Y fue testigo de los cánticos de la escolanía del colegio de la Divina Pastora, así como de la ofrenda floral ante la Paloma de Capuchinos. Una intensa jornada en la que el prelado bendecía, además, el nuevo llamador del paso de Humildad y Paciencia.
Paz
El obispo ante el paso de Humildad y Paciencia./Foto: Jesús Caparrós

El camino hacia la coronación de María Santísima de la Paz sigue su itinerario y, ahora, será la hermandad quien visite a su obispo. Así, el domingo 14 la cofradía estará presente de forma corporativa en la celebración litúrgica que se celebrará al mediodía en la Catedral. Presidida por el obispo, la misma se incardina en los actos de preparación de este gran acontecimiento tanto para la hermandad como para la ciudad. Demetrio Fernández, tal y como se señala desde la hermandad, recibirá a los representantes de la comisión procoronación y la junta de gobierno que dirige Enrique Aguilar, dando muestra una vez más del apoyo y el cariño que el prelado tiene hacia las cofradías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here