El obispo a los seminaristas: "Si sois fieles a este sí, seréis felices en este mundo y para siempre"


obispo
Seminaristas durante el Rito de Admisión en la Catedral, junto al obispo./Foto: José I. Aguilera

Con una nutrida asistencia de fieles, la Catedral ha acogido en la tarde de este viernes, el Rito de Admisión de los Ministerios de Lector y Acólito para un total de 22 alumnos de los seminarios de San Pelagio y el Redemptoris Mater San Juan de Ávila. El ceremonial, presidido por el obispo, ha estado marcado por las palabras cariñosas de éste hacia los seminaristas desde la monición de entrada, en la que ha señalado que “es un día de gran alegría”. Asimismo, en su homilía ha recordado que conoce a cada uno de los chicos que iban a participar en este acto de discernimiento por su nombre, pero “dejad que nos sorprendamos esta tarde”.
obispo
Seminaristas durante el Rito de Admisión en la Catedral, junto al obispo./Foto: LVC

El prelado ha comenzado su intervención señalando que “la lista de nombres que se ha pronunciado, no es solo una lista de organización, es como la sensibilización litúrgica de la llamada de Dios”. Así, Demetrio Fernández ha subrayado que “es expresión de la vocación de Dios que ha encontrado por vuestra parte una respuesta. Entramos, por tanto, en ese misterio de la llamada en la vocación sacerdotal y la respuesta de quien es llamado”. En consecuencia, “Dios llama a quien quiere Él”. De tal forma que ha puesto especial énfasis en que se trata de “una llamada personal de Dios que se percibe en lo hondo del corazón y la propia historia”.
Especialmente emotiva ha sido la parte central de la homilía del obispo. En la misma ha explicado que “he leído con atención y clima de oración vuestras peticiones. Como, gracias a Dios sois muchos, me ha llevado tardes enteras leyendo en la capilla vuestra historia vocacional”. Y ha comparado ésta con la que se ha escuchado previamente, que narra la conversión de San Pablo. Y el prelado noha dudado en poner el acento en lo “bonita que resulta la acción de Dios, ya que nunca fuerza. Entra suavemente porque respeta nuestra libertad”. Pero también ha explicado Demetrio Fernández a los seminaristas que “esto no toca, esto tiene su momento y es cuando Dios quiera y ya se haya discernido esa llamada en vuestras vidas. Es asombroso y una alegría constatar que sigue habiendo respuesta a Dios. Estoy convencido que llama a muchísimos más, pero hay interferencias”.
obispo
Seminaristas durante el Rito de Admisión en la Catedral, junto al obispo./Foto: José I. Aguilera

Otro de los aspectos que el obispo ha puesto de relieve ha sido el importante papel de “vuestras familias tque os han transmitido la fe y vosotros así lo reconocéis y le dais importancia”. Para pasar a recordarles la dimensión misionera del camino que han emprendido. Por ello, ha recordado que, “cuando Pablo es llamado Jesucristo, éste le encomienda una tarea. Dios no llama por lujo, sino para una misión. Ni siquiera vosotros sabéis a dónde os conducirán vuestros pasos porque solo Dios lo sabe”.
En la parte final de su intervención, el obispo ha desgranado el significado que contienen los ministerios de Lector y Acólito. Así, sobre el primero ha destacado que la Palabra será su alimento y ha animado a los jóvenes que iban a ser instituidos a seguir el ejemplo de María. Mientras que, acto seguido, el obispo ha recordado como “el otro día les decía a los monaguillos que lo que hacen significa estar cerca de Jesús y ese es el mismo sentido que posee para los acólitos, ya que sois llamados para estar cerca de Jesús y ser repartidores de la eucaristía, llevando la comunión a los enfermos y atendiendo a los pobres. Descubrid en ellos la imagen viva de Jesucristo”. La emocionante intervención de Demetrio Fernández ha concluido lanzando una petición y realizando una promesa: “Dejad que nos sorprendamos esta tarde, en este marco incomparable. Dios os ha enamorado de él y le habéis dicho: sí. Que es ‘sí’ sea sostenido y para siempre. Y sois fieles a este sí, seréis felices en este mundo y para siempre”.
obispo
Rito de Admisión en la Catedral./Foto: LVC

Participantes en el Rito
Han recibido el Rito de Admisión los seminaristas: Pablo Fernández de la Puebla Lechuga, Pablo Fernández Grande, Isaac González Ropero, Narcisse Kouame N’Guessan, Abraham Luque García, Manuel Millán Serrano, Miguel Ángel Molina Notario, Guillermo Padilla Sánchez, Pedro Jesús del Pino Díaz, Miguel Ramírez González, Fernando Suárez Tapiador y José Antonio Valls Fernández.
obispo
Seminaristas durante el Rito de Admisión en la Catedral, junto al obispo./Foto: José I. Aguilera

Han sido instituidos Lectores: Pablo Alias Cabrera, José Miguel Bracero Carretero, Bernard Giancarlie Huamán Báez, Francisco Javier Muñoz García y Javier Solano Moreno.
Han sido instituidos Acólitos: David Arellano Agredano, José Miguel Bracero Carretero, Bernard Giancarlie Huamán Báez, Néstor Huércano Barroso y Roland Nziengui Mabicka.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here