Más de 10.000 cursillistas se darán cita en Fátima

96

La casa de Cursillos de Cristiandad de San Pablo acoge las 24 horas de Adoración al Santísimo, bajo el lema “Me invocaréis y vendréis a rogarme, y yo os escucharé”

Cursillistas junto al obispo./Foto: MCC Córdoba

Con la mirada puesta en la ultreya mundial de Cursillos de Cristiandad que se celebrará del 5 al 7 de mayo en Fátima, la casa de Cursillos de Cristiandad de San Pablo ha acogido las 24 horas de Adoración al Santísimo. Esta celebración ha llevado por lema Me invocaréis y vendréis a rogarme, y yo os escucharé. La intensa jornada, marcada por el recogimiento y la espirritualidad, ha servido para preparar en encuentro que conmemorará el centenario de las apariciones de la Virgen en Cova de Iría. Las previsiones de asistencia superan la cifra de 10.000 cursillistas de todo el mundo. Y el movimiento de Córdoba estará presente con más de 250 peregrinos de toda la provincia.
Como se apunta desde el Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Córdoba (MCC), las 24 horas de adoración se llevaron a cabo “en turnos ininterrumpidos de dos horas y han pasado más de 270 personas, miembros de nuestra escuela de responsables y de grupos, guiados por 10 sacerdotes que acompañando al Señor han santificado a la Iglesia, y han tomado la fuerza necesaria para seguir siendo testigos fieles de Él en el mundo”. Por ello, la valoración de la jornada se ha centrado en el disfrute “del silencio y del Amor de Dios, tan necesario hoy en día en nuestras vidas, grabándonos en el corazón la frase de la Madre Teresa de Calcuta: El fruto del silencio es la oración, el fruto de la oración es la Fe, el fruto de la Fe es el Amor, el fruto del Amor es el Servicio y el fruto del Servicio es la Paz”.
cursillistas
Cursillistas durante las 24 horas de adoración al Santísimo./Foto: MCC Córdoba

El broche a la jornada se produjo con la celebración de misa, qye estuvo presidida por obispo. Demetrio Fernández dio “gracias al Señor por lo vivido” y animó a todos los cursillistas a conservar un movimiento tan necesario como el suyo, así como su casa, su centro y la capilla, como “Santuario del Encuentro con el Señor, donde tantas vidas se han encontrado cara a cara con el Señor de la Vida”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here