Las cruces de las hermandades se llenan de simbología

74

El Resucitado homenajea a Manolete, mientras la Esperanza recrea la puerta de su casa de hermandad y la Cena hace lo propio con la Fuenseca

hermandades
Cruz de mayo de la hermandad de la Esperanza./Foto: Álvaro Córdoba

De rosa palo y oro, la cruz de mayo que preside la plaza del Conde de Priego recuerda estos días, gracias a la labor realizada por la hermandad del Resucitado, el centenario del nacimiento de Manuel Rodríguez Sánchez, Manolete. Y es que el Concurso Oficial de Cruces de 2017 viene marcado por el cuidado con que las hermandades de la ciudad han decorado sus espacios.

En el caso del Resucitado llama la atención el gusto con que la corporación, que dirige Francisco Ruiz Abril, ha decorado el entorno donde instalan su popular cruz. Ésta, situada a la espalda del monumento que Córdoba dedicó a Manolete, está elaborada siguiendo los colores del traje de luces con que el maestro toreó a Islero en la plaza de Linares, la tarde en que recibió la estocada mortal. El astado de Miura, que completaba la maldición que se atribuía a la divisa del hierro de Zahariche, se recuerda además a la misma, así como a otras relacionadas con el diestro, en el exorno de la barra. Y es que la corporación de Santa Marina no ha pasado por alto ninguno de los detalles que conforman la historia de uno de los grandes mitos de la tauromaquia, quien perfeccionó el concepto que instauró Belmonte y cerró El Cordobés.

hermandades
Cruz de mayo de la hermandad del Resucitado./Foto: Álvaro Córdoba

La simbología que desarrollan las hermandades encuentra otro de sus puntos de interés en la calle Zarco. Allí, el recinto que acoge el cine de verano alberga la cruz de mayo de la Esperanza. La cofradía de San Andrés ha querido recordar en este emplazamiento la fachada de su reconocible casa de hermandad en la calle Escañuela, en pleno barrio de San Lorenzo. Mientras que, en plena zona moderna del concurso, la Sagrada Cena ha realizado un más que meritorio trabajo en el patio de la iglesia del Beato Álvaro. Así, el barrio de Poniente guardará hasta el primer día de mayo uno de los rincones que recuerdan a la Córdoba histórica. Se trata de la Fuenseca, cuya reproducción ha sido brillante y viene ha mostrar la forma en que las cofradías conservan e impulsan las grandes tradiciones de la ciudad.

cruces
Cruz de mayo de la hermandad de la Cena./Foto: Paco Román

2 Comentarios

  1. La información relativa al estandarte de la Hermandad de San Rafael, es absolutamente inexacta, ya que el mismo fue una donación anterior de hace 5 años realizada con motivo de la procesión extraordinaria de San Rafael y por tanto no es nuevo, sino en cualquier caso renovado, y no es del siglo XX.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here