Cinco razones para adquirir "El hombre que esculpió a Dios"


Entre los días 2 y 5 de mayo en la casa de hermandad del Vía Crucis, se podrá adquirir la novela de Fernando Carrasco y colaborar con la obra social de la cofradía

La hermandad del Vía Crucis ha anunciado que, entre los días 2 y 5 de mayo, pondrá a la venta en su casa de hermandad la novela póstuma del periodista sevillano, Fernando Carrasco. Así, quienes estén interesados en adquirir El hombre que esculpió a Dios podrán hacerlo gracias a la corporación del Lunes Santo. La misma destinará el margen de beneficio que obtenga al desarrollo de su prolongada obra social y esta es la primera de las cinco razones que invitan a conseguir este libro.

Juan de Mesa Dios
Representación de “El hombre que esculpió a Dios”, en la iglesia de la Magdalena./Foto: Jesús Caparrós

La trama de la obra se centra en la labor de uno de los grandes genios de la imaginería, el escultor cordobés Juan de Mesa. En ella queda además reflejada la relación que mantuvo con otra de las grandes personalidades de las artes barrocas, el artista de Alcalá la Real, Juan Martínez Montañés. Dos figuras imprescindibles para comprender la evolución posterior en este ámbito y que se erige como el segundo de los motivos para darse a la lectura. La cual, pese a tener una profunda base histórica, se hace muy amena ya que Carrasco poseía un gran dominio del lenguaje periodístico. Así, desde el comienzo de la novelael lector se sumerge en una historia que lo atrapará hasta la última palabra. Siendo esta tercera otra razón poderosa.
La repercusión de El hombre que esculpió a Dios ha trascendido de la edición impresa y ha llegado al teatro. Con una gran acogida en Sevilla, la hermandad del Vía Crucis traía esta pasada Cuaresma a la compañía teatral La Contenida que colgó el cartel de “no hay billetes”, en las dos funciones que realizó en la iglesia de la Magdalena. Hecho que da la cuarta razón de la relevancia de la obra, que cabe recordar nació con Juan de Mesa en Córdoba en el siglo XVI. Un auténtico referente que, durante centurias, fue olvidado y gracias -entre otros muchos trabajos- a esta publicación cobra, si cabe, mayor vigencia. Y, como se expresaba al comienzo, toda esta labor tiene un fin solidario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here