"Chiquilín" celebra su 25 aniversario de alternativa con Jesús Caído


Alrededor de 200 personas se han dado cita en la jornada de este sábado para homenajear al torero cordobés, Rafael González Chiquilín, por el 25 aniversario de su alternativa como matador. En el mismo se han dado cita otros dos grandes diestros, como Jaime Ostos y José Luis Moreno, en un acto celebrado “entre amigos”, cuyos beneficios irán a favor de Cáritas de la Sagrada Familia y la obra social de la hermandad de Jesús Caído.

En el ruedo, "Chiquilín", junto a Jaime Ostos, José Luis Moreno y Rafael Madueño
En el ruedo, “Chiquilín”, junto a Jaime Ostos, José Luis Moreno y Rafael Madueño./Foto: Juan J. Primo

Una jornada muy intensa y llena de emociones, en torno a la tauromaquia, de la que su protagonista ha subrayado que, para él, supone “una gran alegría celebrar el cuarto de siglo de su alternativa, rodeado de amigos”, supeditando este aspecto a otro tipo de evento más multitudinario. En esta misma línea se ha manifestado el hermano mayor del Caído, Rafael Madueño, quien ha destacado que “me honra que Chiquilín haya preferido conmemorar aquel importante evento con un acto organizado para realizar una obra social, en lugar de llevar a cabo una gran corrida de toros”. Otro de los asistentes al homenaje ha sido el subdelagado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado. Éste ha querido destacar la amplia escala de valores que definen al diestro, como la “solidaridad, amistad y valentía que Chiquilín ha aportado al toreo y, más si cabe, a través de un acto como el de hoy”.
El 27 de mayo de 1992, Rafael González Chiquilín tomaba la alternativa, en el coso de Los Califas, de manos del Faraón de Camas, Curro Romero. Con el inolvidable Julio Aparicio como testigo, la ganadería con la que arrancó su trayectoria como matador fue la de Jandilla. El toro, al que cortó una oreja, se llamaba Canalla. Dos años más tarde recibía la confirmación en Las Ventas. En la memoria de la ciudad queda el comienzo de la de 1990, cuando su mano a mano como novillero con Juan Serrano Finito de Córdoba colgó el cartel de “no hay billetes”, haciendo brotar una pasión que no se ha vuelto a repetir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here