Una carrera oficial de primera división


Las declaraciones de responsables políticos y cofrades reconocen, como tendencia general, que la Semana Santa de Córdoba de 2017 ha sido histórica

David Luque. oficial
David Luque. /Foto: LVC

La conclusión de la Semana Santa de Córdoba de 2017 ha traído consigo las primeras valoraciones de los representantes de las distintas áreas que afectan a la misma. Así, en su gran mayoría, los responsables reconocen como un éxito el traslado de la carrera oficial a la Catedral y su entorno. El primero en catalogar de acierto el cambio de recorrido común fue el delegado de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba, David Luque. En sus declaraciones a Catedral TV el Domingo de Resurrección, el que fuera responsable de las relaciones institucionales entre el Consistorio y la Agrupación de Cofradías manifestaba que  “ha sido un acierto y hay que seguir profundizando en esta idea para hacerla crecer más en años venideros”. De igual modo, Luque destacaba que “una vez que se ha llegado hasta aquí se deben pulir algunos aspectos, pero, en resumen, ha sido espectacular”. Por ello concluía que “por fin tenemos una carrera oficial digna en esta ciudad, de primera división”.
Pedro García oficial
Pedro García. /Foto: LVC

Sin embargo, el compañero de gobierno del delegado de Cultura y portavoz de Izquierda Unida, Pedro García, no tardó en posicionarse nuevamente, sobre una supuesta “privatización” del espacio público. Ademá, aseguraba que  “esta carrera oficial, como está diseñada en la actualidad, no es buena para el turismo, y nos basamos en cientos de quejas que tenemos”. Obviaba el teniente de alcalde las positivas declaraciones de buena parte del sector turístico, reflejadas en las afirmaciones de los representantes de Comercio Córdoba o la Asociación Cordobesa de Hostelería y Turismo (Hostetur). De hecho, para García “es un error vincular los datos turísticos con la nueva carrera oficial”, ya que ésta “tiene impacto negativo en el turismo”.
Ganemos
Rafael Blázquez./Foto: Jesús Caparrós

En la línea de García se posicionaba el portavoz de Ganemos en el Ayuntamiento de Córdoba, Rafael Blázquez, quien defendía que “la privatización que se ha hecho de todo el entorno de la Mezquita-Catedral de Córdoba para asombro de miles de vecinas y vecinos”. Blázquez tildaba de “elitista” el nuevo recorrido común, “con ciudadanía de primera y de segunda que no ha podido ha podido acceder al recorrido si no habías pagado tu ticket en un palco o silla”.
oficial
Emilio Aumente./Foto: LVC

Otro teniente de alcalde, el de Presidencia, era el encargado de desmontar el argumentario de García. Y es que para Emilio Aumente, la respuesta a la “privatización” de la que acusaba su homólogo se hallaba en un ejemplo muy gráfico: “¿Qué pasa entonces con la zona azul, que sólo puede aparcar el que tiene dinero?” Un símil que era extensivo al portavoz de Ganemos. De hecho, para el edil socialista la Semana Santa era un “éxito dado el reto y las dificultades del cambio de
José María Bellido.
José María Bellido. /Foto: LVC

la carrera oficial”. Por su parte, el portavoz del Partido Popular, José María Bellido, rogaba a Izquierda Unida y Ganemos “que dejen en paz la Semana Santa, que ha salido muy bien, que hay que apostar por ella y que dejan de manosearla por intereses partidistas”.
Finalmente, las afirmaciones del presidente de la Agrupación de Cofradías, Francisco Gómez Sanmiguel, parecen haber resultado proféticas, cuando aseguraba el Viernes Santo que “el éxito que está teniendo la Semana Santa de este año con el cambio de carrera oficial va a suponer que se haga una campaña de acoso y derribo”.