La luz del mundo: Llega la Pascua de Resurrección


La Pascua de Resurrección ha llegado al orbe católico y la diócesis de Córdoba lo ha celebrado, desde la Catedral hasta todas las parroquias de Córdoba y su provincia. La luz del mundo que, en la Catedral, ha sido recibida por numerosos fieles durante la celebración presidida por el obispo. Éste ha resaltado en la homilía que “es el canto jubiloso de la Iglesia que, en esta noche, se ve iluminado por la luz de Jesucristo”.

luz
Celebración de la Pascua en la Catedral./Foto: LVC

“Cristo ha resucitado”, este es el anuncio que la Iglesia ha realizado durante siglos. “Es el saludo en tantos lugares de la tierra, por esta pascua florida. Cristo ha abierto, de par en par, las puertas del cielo para que todos podamos gozar de Dios”. Así, el prelado ha proseguido subrayando que la luz de Cristo se ha encendido para iluminar cada una de nuestras lámparas. “¡Qué expresión más bonita de la Fe! La Fe no es algo que yo me invento, ni es subjetivo. La Fe es Cristo”. En consecuencia, ha explicado que esa lámpara se enciende en el bautismo y alumbra el camino.
“Cristo quiere que entremos en esa relación de amor con él, ya que él nos amó primero”, ha manifestado Demetrio Fernández para adentrarse en los sacramentos de iniciación. Así, ha puesto de relieve la necesidad de “amarnos unos a otros, como él nos ha amado. Y ese amor no ha muerto, sino que ha resucitado y lo contemplamos en el bautismo y en la actualización de nuestras promesas bautismales”.
luz
Celebración de la Pascua en la Trinidad./Foto: Parroquia de la Trinidad

En otro punto de la diócesis , la iglesia de la Trinidad, su párroco, José Juan Jiménez Güeto, ha comenzado recordando el gran sacrificio de María, mientras veía morir a su Hijo. “Hemos acompañado a la Virgen en su dolor y soledad. Hemos recorrido en las cuatro lecturas la historia de Israel, que es la nuestra”. Así ha reflexionado sobre el pasaje del Génesis, la salida del paraíso, así como el Éxodo “que es un peregrinaje”. La ruptura de la alianza de Israel con Dios aparece en la lectura de Ezequiel. Pero “somos revestidos de Cristo”, como explica la epístola de Pablo a los romanos, “para que renovemos la alianza y por eso renovamos nuestras promesas bautismales”. “Ya no hay vacío, vacío ha quedado el sepulcro. La ausencia de ese cuerpo es el signo visible de que Jesucristo ha resucitado, pero lo importante es el invisible que está en nuestros corazones”.
“No estáis vacíos, haced que esa fuente estalle en vuestro corazón y disfrutad de la luz y el gozo de la nueva vida que Cristo”, ha proseguido. “Esta es la noche por excelencia del cristiano” ha concluido, subrayando que “vayamos y anunciemos, como las Santas mujeres, que Cristo ha resucitado y nos espera al final de nuestra vida y ganemos la corona de la vida eterna”. Posteriormente, el templo ha acogido la celebración del sacramento del bautismo de una pequeña.
Finalmente, en El Rinconcillo -una aldea perteneciente a La Carlota-, el sacerdote que cursa estudios en Roma Antonio Navarro ha celebrado la Pascua en el recogido templo. Allí ha transmitido que “la raón de ser del cristiano es la resurrección de Cristo, que es un mensaje y un hecho de alegría y de esperanza. No se debe quedar en el Viernes Santo, ni en la muerte ni en el sufrimiento. Cristo ha resucitado y nos trae la esperanza para que, en nuestros propios viernes santos, no nos quedemos ahí y tomar su cruz sabiendo que después viene la resurrección que hay que tomar con alegría”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here