"En este mundo no interesa la verdad"


La Catedral de Córdoba ha acogido, en la tarde de este Viernes Santo, la celebración de la Pasión del Señor, que ha estado presidida por el obispo

La Catedral de Córdoba ha acogido, en la tarde de este Viernes Santo, la celebración de la Pasión del Señor, que ha estado presidida por el obispo. Concelebrada por diversos canónigos del Cabildo Catedralicio, el prelado ha realizado una interesante reflexión sobre los misterios centrales de la fe cristiana, así como la vigencia del mensaje de la misma. Especialmente interesante ha sido la parte en que ha profundizado en el agnosticismo de Pilato, para explicar que “en este mundo no interesa la verdad”.

verdad
El obispo durante la celebración de la Pasión del Señor en la Catedral./Foto: LVC

“Es una celebración litúrgica, aunque no sea eucarística”, con esta explicación ha iniciado su intervención Demetrio Fernández. Éste ha proseguido matizando que “la liturgia es la acción de Dios y la piedad es la del hombre, no son contradictorias, pero sí diferentes”. Así, el prelado ha señalado que uno de los símbolos de esta solemnidad es la adoración de la cruz, que es la “expresión de nuestro cariño al que ha muerto por nosotros y ha vencido a la muerte”. Por ello, ha subrayado el sacrificio que Jesús ha realizado por la humanidad.
“Entremos en ese silencio del corazón de Cristo”, ha continuado, para recordar a tantas personas abatidas por el sufrimiento. Teniendo presente la segunda lectura, Demetrio Fernández ha asegurado que Dios siempre nos escucha, “aunque no nos conceda lo que pedimos, no quiere decir que no lo haga, puesto que será que no nos conviene”. Y ha incidido en la necesidad de la obediencia redentora.
El obispo ha reflexionado con posterioridad sobre el recorrido de la Pasión. Así, ha señalado que Jesús aparece en este relato de San Juan como rey soberano, “con ese dominio de la situación”, propio del rey, aunque su reino “no funciona con las categorías de este mundo y tendrá su culminación en el más allá”. Por ello, se deja vencer y “esa derrota es la causa de nuestra victoria”.
El pasaje en que es presentado ante Poncio Pilato ha servido al obispo para llevar a cabo una necesaria reflexión, acerca de la forma en que el hombre se enfrenta en numerosas ocasiones a la realidad. “Soy agnóstico cuando me conviene”, ha afirmado para advertir que, “antes o después te enfrentarás a la verdad y te acogerá como una madre que te acuna”. Así ha determinado que “en este mundo no interesa la verdad, qué más da”. Si bien ha subrayado que “Cristo y el testimonio de la verdad es lo que salvará al mundo”.
Otro de los pasajes en los que ha detenido su pensamiento Demetrio Fernández ha sido en el que Jesús le dice a María: “Mujer ahí tienes a tu hijo”. Al hilo del mismo, el obispo ha destacado que “María es el regalo de Jesús desde la cruz, es el testamento para la Iglesia. Y San Juan la acoge como un tesoro y el pueblo cristiano siempre lo ha entendido así en todos los tiempos y todas las latitudes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here