La ministra de Trabajo visita a la hermandad de la Misericordia


Fátima Báñez ha contemplado a los titulares de la corporación de San Pedro, que ya se hallaban dispuestos para su salida procesional

La ministra de Trabajo, Fátima Báñez, ha visitado en la mañana de este Miércoles Santo la basílica pontificia de San Pedro. La integrante del ejecutivo de Mariano Rajoy ha podido contemplar al Santísimo Cristo de la Misericordia y a Nuestra Señora de las Lágrimas en su Desamparo. De hecho, los titulares ya se encontraban dispuestos en sus pasos, perfectamente finalizados, para la estación de penitencia a la Catedral. Bánez ha estado acompañada por el hermano mayor de la cofradía, José Manuel Maqueda; así como por el secretario de Estado de Seguridad, exalcalde de Córdoba y hermano de la Misericordia, José Antonio Nieto; el subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado; y el portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento, José María Bellido.

ministra
Fátima Báñez, ante el palio de la Virgen de las Lágrimas./Foto: LVC

Durante la visita, la ministra se ha interesado por diversos aspectos de la cofradía, que han sido explicados tanto por el hermano mayor como por sus otros acompañantes. Báñez ha podido disfrutar con su visita de una de las hermandades más clásicas de la Semana Santa cordobesa y de la que, uno de sus acompañantes, José Antonio Nieto, es miembro activo y participa en la estación de penitencia.
La de la mistra no ha sido la única visita a una hermandad cordobesa en los últimos tiempos, ya que el actual ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, visitaba hace unos meses Córdoba e hizo parada en la iglesia de San Agustín. Allí compartía la contemplación del afamado grupo escultórico de Juan de Mesa con el hermano mayor de las Angustias, Rafael Fernández. Mientras que el ejemplo de otras visitas célebres de integrantes del actual ejecutivo a hermandades de la ciudad, lo encabeza el propio Rajoy quien, antes de ser presidente, estuvo con la hermandad de la Buena Muerte. El político gallego recibió, en una visita a Córdoba la medalla de la corporación de la Madrugada del Viernes Santo. La misma le fue entregada a título personal por el entonces hermano mayor, Carlos Urbano, ya que la cofradía como tal tiene en sus estatutos primitivos no hacer distinciones o condecoraciones.