La eterna "chicotá" de la Candelaria


Virgen de la Candelaria en la Catedral./Foto: Jesús Caparrós
Virgen de la Candelaria en la Catedral./Foto: Jesús Caparrós

La salida del Patio de los Naranjos de la titular mariana de la hermandad del Huerto dejaba uno de los grandes momentos del Domingo de Ramos de 2017. Dirigida por Luis Miguel Carrión, Curro, la cuadrilla de la Virgen de la Candelaria volvió a mostrar el carácter de unos costaleros experimentados que se adaptaron, sin fisuras, al elegante estilo que define a la Agrupación Musical Ecijana (Amueci), que hizo las delicias del público que aun quedaba en el recinto catedralicio.
El registro de una banda o el de un capataz se mide, entre otros aspectos, por la capacidad de adaptarse al estilo de una cofradía. Y, en el caso de la Candelaria, éste se caracteriza por mantener una línea clásica y elegante, tanto en la forma de andar de su cuadrilla como en la impronta de que lo dota Amueci. Así, la formación astigitana interpretó una vez más un repertorio repleto de piezas de gran calidad artística, donde el tono alegre se nutre de las composiciones más solemnes y para dar forma a un conjunto armónico. De hecho, los diferentes registros que ofrece la banda quedaron reflejados en la totalidad de un Domingo de Ramos en que también acompañó a la Virgen de la Palma, cuya selección musical se diferencia de la titular de San Francisco.
Cabe recordar finalmente que Curro valoraba en directo, ante los micrófonos de COPE, el paso del palio de María Santísima de la Candelaria por la calle Escultor Juan de Mesa, uno de los enclaves inéditos del nuevo recorrido que realiza la hermandad del Huerto, a consecuencia del traslado de la carrera oficial al entorno de la Catedral. Así, el capataz relataba que ha sido un momento muy “intenso y espectacular”, por una de las calles donde mejor puede disfrutarse de la espectacularidad del discurrir de los cortejos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here