El Domingo de Ramos en Imágenes


Instante de la procesión de la Entrada Triunfal./Foto: Luis A. Navarro
Instante de la procesión de la Entrada Triunfal./Foto: Luis A. Navarro

Por la calle del Poyo venía la Virgen de la Concepción. La dolorosa de Juan Ventura recorría, al caer la noche del Domingo de Ramos con su candelería flamígera, la estrecha vía que Córdoba le dedicara a su imaginero más ilustre, Juan de Mesa y Velasco. Horas antes la hermandad del Huerto había precedido por este itinerario a la de Santiago. Y ambas corporaciones dejaban en el ambiente, el salto al futuro de un Domingo de Ramos que ya sólo se entiende en la Catedral.

Horas antes, el paso de misterio de la Entrada Triunfal en Jerusalén atravesó grácil la puerta de la nave 17. El palio de la Palma hacía lo propio y la historia ya estaba escita sobre los pies de sus costaleros, en el rostro de los niños que, en una muestra de la unidad de las cofradías. La misma que se proyectaba en las 12 esclavinas de la hermandad de la Cena, que se convertían en los pequeños apóstoles del Domingo de Ramos.

Las campanas de San Lorenzo aguardaban para saludar al Señor de la Entrada Triunfal y a su madre, mientras Córdoba celebraba el comienzo de una Semana Santa, Patrimonio de la Humanidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here