La Agonía, de camino a la Catedral


El Cristo de la Agonía ya marcha camino de la Catedral. El titular de la corporación del Martes Santo va en  vía crucis hacia el templo mayor de la diócesis, donde será entronizado en su paso procesional, de cara a la estación de penitencia del Martes Santo. En las imágenes se puede apreciar como el crucificado transita por el parque de la Asomadilla, desde donde se trasladará hacia el conjunto monumental por Párroco Agustín Molina, Plaza de Bellavista, Téllez de Meneses, Parque de Asomadilla (interior), Escultor Ramón Barba, Avenida de la Cruz de Juárez, Avenida de Al-Nasir, Llanos del Pretorio, Acera de Guerrita, Plaza de Colón, Puerta Osario, Osario, Ramírez de Arellano, Plaza de San Miguel, San Alvaro, Cruz Conde, Plaza de las Tendillas, Jesús y María, Angel de Saavedra, Plaza de la Agrupación de Cofradías, Blanco Belmonte, Deanes, Judería, Cardenal Herrero, Puerta del Perdón, Patio de los Naranjos y Catedral.

Cristo de la Agonía./Foto: Jesús Caparrós
Cristo de la Agonía./Foto: Jesús Caparrós

El traslado del paso de misterio a la Catedral, que tenía lugar el pasado mes de marzo, suponía un prolegómeno más en los preparativos de una Semana Santa que, en muchos sentidos, será novedosa. No obstante, la cofradía que dirige Carlos Recio mantendrá algunas similitudes con la edición de 2016, ya que el cortejo se encaminará, tras recorrer la carrera oficial, por Cardenal González, San Fernando, Capitulares, Alfaros, Santa Isabel, Mayor de Santa Marina, Alonso el Sabio, Almogávares y Fuente de la Salud hacia su barrio. Ello a través de un extenso trayecto que se prolongará durante, prácticamente nueve horas por las calles de la ciudad.
Cabe destacar además que el canasto que portará al Cristo de la Agonía ya presentaba las figuras de los romanos, aunque cubiertas, que realizara Montes Carpio para componer el misterio. Cabe recordar que la cofradía ha encargado la restauración de las mismas a su autor. Por ello, el próximo Martes Santo, se podrá apreciar el renovado aspecto que presentan el romano, sayón y centurión del paso de misterio. Además también ha sido restaurado el juego de ciriales que preceden al paso de misterio. Estas labores de conservación han sido llevadas a cabo por Rafael Rubio. Además desde la hermandad se han adquirido dos barras que formarán parte del futuro paso de palio de Nuestra Señora de la Salud, realizadas por el orfebre Manuel Valera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here