El homenaje de la Presentación al Pueblo a fray Albino


La hermandad de la Presentación al Pueblo ha tenido un detalle muy especial, al comienzo de su estación de penitencia presidida por Nuestro Padre Jesús de los Afligidos. Así, el hermano mayor de la cofradía radicada en la iglesia de San Vicente Ferrer, Rafael Herrador ha hecho entrega de una ofrenda floral, a modo de homenaje, ante el monumento erigido en la plaza de Cañero, en honor al que fuera obispo de Córdoba, fray Albino.

Momento de la ofrenda floral./Foto: Rafael A. Ojeda
Momento de la ofrenda floral./Foto: Rafael A. Ojeda

La corporación que dirige Herrador ha tenido un gesto de homenaje a una de las figuras imprescindibles para entender parte de la historia del siglo XX cordobés. Y es que Albino González, nacido el 18 de enero de 1881 en Cangas de Narcea, fue el gran impulsor del desarrollo de la capital y la diócesis en su episcopado, que comprendió el periodo entre 1946 y 1958. Fallecido el 13 de agosto de ese año, el Ayuntamiento de Córdoba reconoció su labor en vida y, en 1950, lo nombró Hijo Adoptivo de la ciudad. Tiene dos monumentos, uno el la Plaza de Santa Teresa y otro en la plaza de Cañero. En 2003, se rotuló una avenida con su nombre.
Una vez finalizaba el acto de homenaje, el cortejo ha proseguido con su estación de penitencia. La misma ha venido marcada por el nutrido número de hermanos que acompañan al titular que realizara Manuel Martín Nieto y viene a dar la medida de la vitalidad de la cofradía, así como el fervor que despierta en su barrio. De hecho, en la amplia plaza de Cañero se ha congregado un gran número de personas para contemplar la salida procesional. Otro de los aspectos reseñables de ésta radica en el nutrido número de estrenos que presenta la hermandad. El más llamativo es el nuevo paso que porta al Señor que, aun en fase de carpintería determina los esfuerzos que realizarán los cofrades de la Presentación al pueblo, durante los próximos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here