Una campaña contra la nueva carrera oficial


“Todo listo para la invasión”. Un mensaje simple y directo que, ilustrado con una fotografía del proceso de montaje de palcos en el Patio de los Naranjos, ha generado numerosos mensajes en contra de la nueva carrera oficial. Una campaña que se remonta atrás en el tiempo, si bien durante algo más del último mes se ha vuelto insistente. Asociaciones de vecinos, e incluso, concejales con peso ejecutivo en el gobierno municipal han puesto de manifiesto su malestar o sus dudas, casi por cada aspecto del nuevo itinerario común.

Preparativos de la carrera oficial.
Preparativos de la carrera oficial. /Foto: LVC

Si la seguridad era el caballo de batalla del primer teniente de alcalde y la negativa a la retirada de la celosía -para convertirla en puerta-, la del portavoz en el Ayuntamiento de Ganemos Córdoba; el colectivo vecinal Puente Romano fue más allá y amenazó o “no garantizó” que no hubiera movilizaciones si se cerraban los puentes de Miraflores y Romano. Hechos que, a la postre, no se han producido. En la comunicación de mediados de marzo que emitió la AVV, se concluía indicando una advertencia velada, al señalar que “la junta directiva de la asociación no puede garantizar que no se produzcan movilizaciones durante el desarrollo de la Semana Santa, si se impide el paso peatonal por los mencionados puentes”. A este respecto llama la atención que no se tenga presente que, por alguno de los mismos, se viene realizando el paso de las hermandades del Campo de la Verdad, durante décadas.
El Consejo del Movimiento Ciudadano arremetía, acto seguido, con un duro comunicado que acusaba al Ayuntamiento de que “es justo el día en que se empiezan a instalar los palcos cuando nos llega la información sobre la carrera oficial y los recorridos procesionales, lo que no es sino una burla a los mecanismos mínimos de participación y a la palabra dada por el gobierno municipal”, acusa en su nota el CMC. El mismo se queja de las restricciones que sufrirán los vecinos durante 10 días. Si bien, como es sabido el paso de las procesiones por la zona estriba en una media de cinco horas diarias, mientras que Sábado Santo y Domingo de Resurrección solo hay dos procesiones. No obstante, el Consejo valora que “el traslado se está haciendo de manera precipitada e improvisada, que hubiera sido más adecuado haber pospuesto la misma hasta que se contaran con los informes favorables al respecto”.
A pocos días del comienzo de la Semana Santa era una cuenta con bastantes seguidores en redes sociales, la que acusaba a los cofrades de “invasión”, ya que el vocablo “privatización” fue empleado antes por algún responsable político. Cabe recordar que dicha terminología no fue empleada, en relación a la anterior carrera oficial, que también establecía palcos y sillas en la vía pública. A ello hay que sumar que la escalada de declaraciones por otras asociaciones que, como la de la Axerquía, muestran una singular “indignación”, a cuentas del Plan de Seguridad y Tráfico presentado por el Ayuntamiento. Se pone en duda así la validez de la labor realizada por Policía Local y Nacional, entre otros agentes implicados. Finalmente, desde dicho colectivo se expresaba que “de una forma u otra, tendremos que hacernos oír, es nuestra dignidad” ¿Se quiere hacer ver que habrá movilizaciones en Semana Santa? La respuesta a partir del Domingo de Ramos, ante miles de espectadores de todas partes del mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here