La segunda puerta ya está abierta


Segunda ppuerta./Foto: LVC
Segunda ppuerta./Foto: LVC

La apertura de la segunda puerta ya es una realidad. La finalización de los trabajos de desmontaje de la celosía de la nave 17 del muro norte de la Mezquita-Catedral han concluido. A la espera que se realice el estudio arqueológico, durante las próximas semanas el vano estará como se puede apreciar en la imagen.
Sobre los trabajos de desmontaje, el deán-presidente del Cabildo Catedral de Córdoba subrayaba  que “los arquitectos están desmontando la celosía como si fuera de oro”. Pérez Moya insistía además en que “ahora mismo, no hay ninguna institución que restaure una realidad con las garantías que lo hace el Cabildo”. Asimismo el presidente de la institución catedralicia explicaba que las labores arqueológicas se iniciarán cuando finalice la Semana Santa. “Cuando comience la Pascua, que es un tiempo muy hermoso, será cuando se realicen los estudios y se lleve a cabo el proyecto para construir la puerta, que está técnicamente perfilado”, aseguraba el deán.
A cinco días del comienzo de la Semana Santa, las hermandades ven cumplido un anhelado sueño que, a partir de ahora, facilitará en gran medida el paso de éstas por el recinto catedralicio.
Un largo proceso
Segunda ppuerta./Foto: LVC
Segunda ppuerta./Foto: LVC

Las gestiones para llegar a este momento comenzaban el 3 de febrero de 2015. En esa fecha, el Cabildo de la Catedral de Córdoba solicitaba a la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), la licencia de obras para convertir en puerta la celosía de la nave 17. El día 20 de ese mismo mes, se informaba desde la GMU que, como era preceptivo, se elevaba el proyecto a la delegación territorial de Cultura de la Junta de Andalucía, siendo informados de la resolución favorable el 23 de marzo del año pasado. A partir de ese momento se estableció un plazo para presentar alegaciones que serían desestimadas el 30 de junio de 2015, si bien se determinó la posibilidad de interponer un recurso de alzada. Tras un largo procedimiento, la Consejería de Cultura, Secretaría General Técnica, Servicio de Legislación y Recursos, de la Junta de Andalucía emitía una nueva notificación.
Fechada su salida el 9 de diciembre de 2016, el tenor literal de la misma acordaba “desestimar íntegramente el recurso de alzada interpuesto por Matilde Castanys Mata y Rafael de La-Hoz Castanys, contra Resolución de la delegada Territorial de Educación, Cultura y Deporte, de fecha 29 de junio de 2.015, sobre la solicitud de autorización del proyecto de apertura de puerta en la fachada al Patio de los Naranjos de la Mezquita-Catedral de Córdoba, recaída en el expediente nº ABI/54/14”. Desarrollados todos los requerimientos y con la aclaración realizada en este sentido por la directora del Servicio de Bienes Culturales del ente autonómico, el Cabildo Catedralicio solicitaba el martes 27 de diciembre a Urbanismo que prosiga con los trámites oportunos para emitir la licencia de obras, o bien informe del estado en que se halla el proceso.
Segunda ppuerta./Foto: LVC
Segunda ppuerta./Foto: LVC

El 12 de enero de 2017, el Cabildo entregaba en la Gerencia la resolución adoptada por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía-Secretaría General Técnica, donde se desestimaba íntegramente el recurso de alzada interpuesto por Matilde Castanys Mata y Rafael de la Hoz Castanys, contra la resolución de la Delegada Territorial de Cultura de fecha 29 de junio de 2015, sobre la solicitud de autorización del proyecto de apertura de la segunda puerta. En el escrito remitido se recordaba que, en la última petición de licencia de obras, registrada el 28 de diciembre de 2016, se procedió a adjuntar copia de los documentos más relevantes del citado expediente, entre los que se hallaba la resolución que desestimaba el recurso de alzada por parte de la Viceconsejera de Cultura de la Junta, además de las anteriores resoluciones que autorizaban el proyecto, emitidas por la Delegación Territorial de Cultura de fechas 23 de marzo y 29 de junio 2015.
Control de movimiento de tierras
Finalmente, el 18 de enero se daba registro de entrada en la GMU a la resolución firmada por Cultura para que se tramitara todo el expediente. La misma había sido aprobada el día anterior por la Comisión de Patrimonio del ente autonómico. No se trataba, por tanto, de una actividad arqueológica preventiva tipo sondeo, sino que es un control de movimiento de tierras, que es una figura arqueológica distinta. La diferencia entre ambas se produce porque, en el caso de la primera, solo se otorga licencia para la excavación; mientras que, con respecto a la segunda, la concesión de la licencia se entrega tanto para la labor arqueológica como para la obra en sí, por lo que la actuación es simultánea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here