José Ignacio Aguilera será el nuevo capataz de Ánimas


Una de las estampas asociadas al Cristo del Remedio de Ánimas en su estación de penitencia es la de su capataz, Ángel María Varo. Durante más de tres décadas, el que fuera pregonero de la Semana Santa de Córdoba ha dirigido el paso del impactante crucificado de San Lorenzo. El Lunes Santo de 2017 Varo no podrá guiar al Cristo hacia la Catedral, ya que una enfermedad que padece, desde hace varios meses, le impide llevar a cabo esta tarea. Por ello, ha decido presentar su renuncia. Ante esta “dolorosa” tesitura la cofradía ha decidido confiar en la figura de su hermano José Ignacio Aguilera, para cumplir con la tarea que venía ejerciendo Varo.

Barrio Aguilera
Titulares de la hermandad de Ánimas en sus pasos de salida./Foto: José I. Aguilera

Como ha explicado la hermana mayor de la corporación, Rosario Castelló, la decisión de Antonio ha sido muy difícil tanto para él como para la cofradía puesto que siempre ha mostrado un compromiso, que ha vuelto a ser corroborado con esta decisión. De hecho, la trayectoria cofrade del dorador y también hermano histórico de la Misericordia ha estado marcada por su fuerte vinculación y entrega en este ámbito.
Por su parte, el encargado de sustituir en esta tarea a Varo es cofrade de cuna de la hermandad del Lunes Santo. Así, Aguilera ha mostrado sus cualidades en en diferentes parcelas de la corporación. De este modo, cabe resaltar su faceta como prioste en la que ha destacado por el montaje de altares de cultos, caracterizados por ser el continente de una profunda carga simbólica. A ello hay que sumar su parcela profesional como fotógrafo y diseñador. Ambos perfiles quedaban reflejados, en fechas recientes, tanto con el cartel para el Viernes Santo de 2017 de la Expiración como con el que acompañará el recorrido de la coronación canónica de María Santísima de la Paz y Esperanza. Ahora, Aguilera afronta una nueva etapa cargada de responsabilidad e ilusión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here