El obispo acompañará a la Paz el Viernes de Dolores


El prelado presidirá el rezo del Ángelus en la iglesia del Santo Ángel, en una de las jornadas más significativas de la Cuaresma

La festividad de la Virgen de la Paz, que tenía lugar hace dos meses, supuso para la corporación del Miércoles Santo una jornada histórica. En aquella ocasión el obispo presidió la misa para celebrar la onomástica de la Paloma de Capuchinos, minutos después de que la hermandad presentara tanto el cartel como el anagrama que acompañarán el camino de la coronación pontificia. Ahora, el prelado volverá a estar junto a la cofradía en una de las jornadas más significativas de la Cuaresma.
coronación
Foto: Jesús Caparrós

La jornada comenzará con el besamanos a María Santísima de la Paz. Así, a la hora del Ángelus los alumnos del colegio Divina Pastora realizarán una ofrenda floral ante la Virgen que esculpiera Juan Martínez Cerrillo. Además, ese momento contará con la participación de la escolanía de la institución educativa. De tal manera que, una vez finalice la celebración litúrgica en San Jacinto, que preside el obispo en honor a Nuestra Señora de los Dolores, Demetrio Fernández se dirigirá al Santo Ángel para estar junto a la Virgen de la Paz.
Cabe recordar que la antedicha visita del prelado a los cofrades de Capuchinos, destacó por una hermosa y fundamentada homilía en la que animó a los hermanos de la Paz a perseverar en tres aspectos imprescindibles en el camino de la coronación. El primero de ellos era el cultual, sobre el que aseguró que los responsables de la hermandad tendrán un buen criterio para realizar cultos que sean diferentes. Y señalaba que los mismos “son la máxima expresión de nuestra unión con Dios. Por tanto, la raíz de coronación canónica está en estos actos, ya que se trata de culto en sí”. El segundo de los apartados sobre los que reflexionaba Demetrio Fernández era la evangelización. En este punto hacía especial énfasis en que la devoción, la fe no es solo un acto de sentimiento, sino que implica la facultad del raciocinio. En consecuencia ponía de relieve “que nadie se puede mantener al margen y que todos entiendan el porqué de la coronación pontificia, el porqué de la devoción a la Virgen y el porqué soy cristiano”. Especialmente vibrante fue el tercero de los aspectos abordados por el obispo, en referencia a la obra social y al proyecto de rehabilitación del antiguo seminario de Hornachuelos para atender a jóvenes excluidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here