Una junta de santeros muy especial


La santería de la hermandad del Silencio de Lucena realiza su junta en Benamejí, un hecho peculiar que ha mantenido el mismo protocolo que en su localidad de origen

Los santeros del Santísimo Cristo de la Salud y Misericordia, con su manijero al frente, celebraban este sábado su junta. La misma ha tenido la peculiaridad de trasladar el acto a la localidad vecina de Benamejí, hecho poco habitual, que no obstante ha mantenido idéntico protocolo al de las reuniones que se desarrollan en el municipio lucentino.

Participantes en la junta de santeros./Foto: LVC
Participantes en la junta de santeros./Foto: LVC

En esta junta tan especial han participado un total de 70 personas, tanto de Benamejí como de Lucena. El acto se ha celebrado gracias a la iniciativa del manijero del Santísimo Cristo de la Salud y Misericordia, José María Gradit. Esta figura es muy relevante ya que el responsable cambia cada año y el mismo elige plenamente a su cuadrilla. Así, uno de los encargados de “santear”, José Luis Royón, es natural de Benamejí y ha sido uno de los artífices, junto a Gradit, de que este acto -tan propio de la idiosincrasia cofrade lucentina- se haya desplazado de su emplazamiento habitual. De tal manera que se ha conseguido cumplir con el objetivo fundamental, que no era otro que realizar una aportación del carisma de la localidad de la Subbética.
La imagen del Santísimo Cristo de la Salud y Misericordia, de autor anónimo, es conocido popularmente como Cristo del Silencio y fue durante siglos el titular de la Escuela de Cristo fundada en Lucena en enero de 1671, inicialmente en la ermita de San Marcos. La talla, de tamaño natural, fue planteada dentro de la mayor frontalidad posible. Colabora con esta intención la cruz: plana y oscura, con el solo añadido del titulus. La imagen responde nítidamente a un concepto bastante clásico e idealizado del crucificado, que se muestra en este caso ajeno a cualquier tipo de exceso y truculencia barrocos. Destacan las acertadas proporciones y la corrección anatómica de la figura, cuya cabeza aparece caída, con la barba sobre el pecho. El paño de pureza, de acertados pliegues, se anuda sobre el costado derecho en un elegante nudo, sujeto y ceñido con una cinta.

1 Comentario

  1. Enhorabuena al manijero José María gradit ,Cristóbal cabello , Paco taladro por tener esta iniciativa quedará en el recuerdo de todos los que asistimos FELICIDADESSSS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here