Antonio Morales: "El costalero es la palabra de Dios en movimiento"


El capataz ofrece un pregón estructurado y vivencial para realizar una reflexión profunda sobre la situación actual del costalero, partiendo de sus raíces y con una clara perspectiva de futuro

El pasado, presente y futuro del mundo de la trabajadera se han dado cita en la iglesia de la Trinidad, con motivo del pregón del costalero Ciudad de Córdoba que ha pronunciado Antonio Morales. Una exposición la del capataz de María Santísima de la Paz y Esperanza, que ha destacado por ser un discurso estructurado que, si bien ha tenido como eje la experiencia personal, ésta le ha servido para valorar la situación en la que se halla este ámbito de las cofradías. Con la actuación de la banda de cornetas y tambores Ciudad de Córdoba, la presentación ha corrido a cargo del conocido capataz, Luis Miguel Carrión Curro. El mismo ha tenido palabras muy cariñosas para Morales, de quien ha destacado sus grandes cualidades en el oficio de costalero.

Morales
Antonio Morales con su presentador, Luis M. Carrión./Foto: LVC

“Somos así porque así sentimos, y entendemos este oficio de sufrimiento como un auténtico arte en honor a aquello en lo que creemos”, ha explicado Morales en la primera parte de su pregón. Reivindicativa y brillante, el capataz ha asegurado que “el costalero deja de ser un simple cargador, un humilde oficio y cobra otra dimensión únicamente por la Fe”. Hecho por el que ésta “lo dota de significado y le encomienda su tarea. El costalero es un evangelizador andante, la palabra de Dios en puro movimiento, y lo es con más importancia aun en unos tiempos en los que reconocerse públicamente creyente y cristiano es objeto de burla y persecución”. Por lo que Morales no ha dudado en poner de relieve que, “en nuestros días la política local hace escarnio con nosotros, los creyentes, vetando veladamente nuestras manifestaciones públicas de fe, pretendiendo arrinconarlas y extinguirlas bajo el amparo de un falso laicismo que alimenta odios largo tiempo guardados y que ahora afloran en forma de intransigencia, protegida por ideologías sectarias que el tiempo y la historia han demostrado cuan destructivas pueden llegar a ser”.
El pregón ha proseguido ahondando en los antecedentes del mundo del costal. Así, el capataz de la Paz ha recordado los antecedentes de las cuadrillas profesionales, las de hermanos costaleros y ha tenido momentos muy significados para Rafael Muñoz, de cuya figura ha resaltado que ” debe ser reconocida como pieza clave y fundamental de nuestro mundo costalero tal y como hoy lo entendemos”; Ignacio Torronteras, quien ” transmitía, a fe que lo hacía, a modo de una humilde y tranquila forma de mandar los pasos que hacían que te sintieses seguro a sus órdenes”; y Luis Miguel Carrión,  Curro “introduce una mejora abismal a lo visto hasta el momento, con un estilo totalmente alejado de lo efectista. Sobriedad y disciplina como herramientas y, por supuesto, un carisma y una personalidad arrolladora”.
Morales ha proseguido ofreciendo una visión del presente sin concesiones. En consecuencia, ha afirmado que “aquí todo el mundo entiende, ahora ya se nace sabiendo”. Aseveración que ha corroborado al explicar que “no se ha llorado de impotencia y dolor en una calle en la soledad de la trabajadera, pero se sabe al dedillo el día que hizo la primera comunión ‘El Quini de Triana’. No se ha terminado apenas el bachiller costalero pero se dicta cátedra sobre el andar de esta u otra cuadrilla, y lo peor de todo, se hace daño despreciando el trabajo ajeno”.
La amistad, el compañerismo, la afición por el oficio y su necesario equilibrio con la devoción han llevado a Morales a analizar el futuro del costalero. “Es preciso tener esa reflexión que nos lleve a ser autocríticos y darnos cuenta de cuánto nos hemos alejado de los valores que deben habitar de verdad bajo unas trabajaderas”, ha subrayado. Y no ha dudado en poner de relieve que “la dignidad con la que los faeneros profesionales trataron este oficio merece una actitud mucho más responsable por los que actualmente visten la ropa de trabajo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here