La ideología de género, presente en la Semana de la Familia


La doctora en Filosofía del Derecho, Feliciana Merino, cierra la Semana de la Familia con una ponencia titulada, "Frente a la ideología de género, aprender a amar en la diferencia"

La 22 edición de la Semana  de la Familia que acoge la diócesis de Córdoba ha dejado tras de sí cuatro más que recomendables conferencias, en las que han participado diversas personalidades del ámbito eclesial. El cardenal y arzobispo emérito de Madrid, Antonio María Rouco Varela; el obispo auxiliar de Sevilla y antiguo párroco de la Trinidad, Santiago Gómez Sierra; el delegado diocesano de Familia y Vida de la archidiócesis de Toledo, Miguel Garrigos; y la doctora en Filosofía del Derecho y profesora del instituto de filosofía Edith Stein de Granada, Feliciana Merino han desgranado diversas realidades del ámbito de la familia que caminan desde la exhortación, Amoris Laetitia, hasta la ideología de género.

familia
Feliciana Merino./Foto: DMCS

Con la vigilia de oración como acto culminante de este viernes 24 de marzo, a las 20:00  en la capilla del Seminario Mayor San Pelagio, las ponencias de la Semana de la Familia concluían con la interesante exposición de la doctora en Filosofía. Ésta ha realizado un análisis centrado en diversas corrientes filosóficas y en ejemplos de la vida misma, en una intervención titulada: Frente a la ideología de género, aprender a amar en la diferencia. En la misma han estado presentes tanto el obispo como una de las responsables de la Delegación diocesana, Concepción Iglesias.
Merino ha comenzado exponiendo este ámbito en relación con las líneas de pensamiento de autores imprescindibles como Santo Tomás, Kant, Butler o Edith Stein. Así ha explicado que “la adquisición de las virtudes se hace a lo largo de la vida con la ayuda de la gracia, de la comunidad de la Iglesia, y guiados por el afecto y cercanía al Señor”. “Somos libres, pero la libertad también está incorporada dentro de una naturaleza abierta que mira a su fin y lo hace en relación con todo, por lo que nuestra libertad no se concibe como una categoría a priori. Nuestra libertad no está fuera, no queda al margen de lo real, de nuestra naturaleza, sino que orienta y guía nuestro deseo hacia el bien”, ha asegurado. Y en este sentido, ha aclarado que “la naturaleza humana no está cerrada, tiene que desarrollarse a lo largo de la vida, y la ley natural orienta al hombre hacia el bien, hacia Dios, que es el fin último”.
Finalmente, Merino se ha centrado en la teoría de la filósofa contemporánea Edith Stein. De esta manera ha concluido su ponencia aclarando que “la naturaleza humana no es una naturaleza cerrada, sino abierta, que expresa su ser actualizándose continuamente”. “Este es el nuevo feminismo al que Edith Stein nos invita; se trata de la complementariedad, que es apertura, donación, relación que se expresa tanto en el origen como en el destino”, ha explicado.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here