"Quiero cambiar las armas por rosarios"


Cartel promocional de "El corazón de África".
Cartel promocional de “El corazón de África”.

“Quiero cambiar las armas por rosarios”. Esta cita del obispo cordobés, Juan José Aguirre, ha sido la elegida para ilustrar el cartel anunciador de la película “El corazón de África”. Dirigida por Javier Santamaría y promocionada por la Fundación Bangassou se estrena este lunes en los cines Guadalquivir de Córdoba
Del 20 al 23 de marzo, se podrá ver este filme sobre la labor del obispo Aguirre en Centroáfrica. El mismo la historia de dos hermanos, Pius y Zinda, que huyen de la sangrienta guerra en África Central y son acogidos por las “Abuelas de Bangassou”, un grupo de mujeres que cuidan de niños huérfanos, apoyadas por la diócesis de africana y su obispo. En Bangassou no sólo encuentran acogida y protección, sino esperanza y sanación. Años más tarde, los hermanos, volverán a encontrarse en circunstancias muy distintas y en otro país muy lejano: en España. La película está promocionada por la Fundación Bangassou. El horario de proyección es a las 18:30 horas y las entradas se pueden conseguir online o en taquilla. Cabe recordar que parte de los beneficios que se obtengan irán destinbados a la Fundación Bangassou para que pueda continuar ayudando a los más pobres y olvidados.
Con un espacio web propio, desde el mismo se indica que, para El corazón de África, “buscamos socios para llevar la labor de monseñor Aguirre al mundo entero. Si quieres trabajar con nosotros y distribuirla en tu país, es fácil”. Asimismo, desde este espacio web se puede solicitar que la película se proyecte en cualquier localidad, para ello basta con cumplimentar un sencillo formulario.
Cabe recordar que, como señala el prelado cordobés, la realidad de la diócesis de Bangassou es “complicada porque tenemos grupos rebeldes muy violentos que nos están atacando. Entonces, la vida se hace más pesada, la muerte está muy barata. Vivir se hace a pedazos”. Sin embargo, Aguirre no duda en poner de relieve que “estamos animando a la gente para que, no obstante de las bombas, sigan adelante. Intentamos desdramatizar y darles esperanza. Ése es nuestro trabajo allí y no se pueden hacer muchas más cosas. Es dar esperanza a la gente que está casi hundida por el peso de las bombas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here