Joaquín de Velasco recita la métrica del Alcázar Viejo


El conocido cofrade realiza el pregón de la hermandad de Pasión, la cual presentó además su cartel e hizo entrega de los premios de su concurso de fotografía

Diferente, pero envuelto en la cadencia poética característica y castellana del heptasílabo, ha sido el pregón que el conocido cofrade y colaborador de La Voz de Córdoba, Joaquín de Velasco, ha pronunciado para la hermandad de Pasión. Un tributo al barrio del Alcázar Viejo, a sus costumbres y sus devociones han conformado la métrica de una exaltación, donde la lírica ha sido la protagonista. La misma ha resultado muy celebrada por los presentes a un acto, donde la corporación ha presentado, además, su cartel anunciador del Miércoles Santo y ha hecho entrega de los premios de su concurso de fotografía.

Joaquín de Velasco./Foto: Jesús Caparrós
Joaquín de Velasco./Foto: Jesús Caparrós

Las bancadas de la iglesia de Nuestra Señora de la Paz, el popular templo de San Basilio se llenaban de cofrades de la corporación del Alcázar Viejo y de caras muy conocidas del ámbito de las hermandades. Las mismas guardaban un contenido silencio, cuando el pregonero de 2016, Antonio Segovia, comenzaba una cálida y emotiva presentación, que otorgaba la palabra al pregonero con los versos que el comunicador onubense dedicara a la Virgen del Amor el pasado año. A partir de ese momento, la lírica iba a convertirse en la protagonista de una hermosa pieza que recorría la Cuaresma, la tradición y la devoción que se vive y se guarda en el barrio de San Basilio. Pero antes, de Velasco iba a comenzar saludando a las autoridades presentes de una forma muy especial, en la que pedía para las mismas la protección de advocaciones y santos.
Heptasílabos, octosílabos o seguiriyas marcaban un recorrido que se perdía en el Amor de María que “tiene el paso de palio/por llamador
un pelícano alado/que habla de Amor/Para que nunca al hijo/comida falte/él con su propio pico/se abre las carnes/Les ofrece su sangre/como alimento./¿habrá un amor más grande,/morir por ellos?” Así, las seguidillas han enlazado con partes de una belleza estética y profundidad armónica, como la dedicada al Nazareno del Alcázar Viejo, cuya “mirada dulce perdona los golpes. Tu maltratado cuerpo libera las almas”. Todo ello para dar la medida de un pregón que, interrumpido por sonoras ovaciones en muchas de sus partes, ha concluido con un estruendoso aplauso.
Finalmente, el hermano mayor de la cofradía, Manuel Díaz, y el presidente de la Agrupación, Francisco Gómez Sanmiguel, han descubierto el cartel de la hermandad para 2017. Una interesante pieza pictórica, obra de Fernando Villafuerte, en la que se ha utilizado la técnica mixta para presentar una obra donde predominan la tonalidad pastel y la verticalidad que la dota de una mayor espiritualidad. En la misma, con el Señor como protagonista, aparecen unos ángeles ayudándole a portar la cruz y el templo de San Basilio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here