El Cabildo establece la normativa para las hermandades en la Catedral


La siete normas se establecen en virtud de "la mejor organización posible, el mayor esplendor en el recorrido y la protección del patrimonio por el que se transita"

Con el ánimo de ofrecer “la mejor organización posible, el mayor esplendor en el recorrido y la protección del patrimonio por el que se transita”, el Cabildo de la Catedral de Córdoba ha dado a conocer la normativa que deberán cumplir las hermandades en el interior del templo, durante la próxima Semana Santa. Entre las mismas se establece el itinerario que deberá seguir cada cofradía o el número máximo de personas, que no pertenezcan al cortejo, asignado a cada corporación.

Fitur Misericordia presidente Santa normativa
Nuestra Señora de las Lágrimas en el Patio de los Naranjos./Foto: José I. Aguilera

La primera de las normas que deberán seguirse consiste en que “antes de la entrada de los nazarenos por la Puerta del Perdón, los cirios que portan deberán ser apagados”. Esta prevención se establece a consecuencia de que “la cera derretida que cae en las rampas puede provocar caídas tanto en las personas que transitan por las mismas como en el propio cortejo”. Asimismo y ya en el interior del templo, “los pasos deben seguir el itinerario establecido”. Dentro del mismo, al llegar a la capilla de la Inmaculada Concepción serán recibidos por un canónigo. Mientras que la institución capitular insta a las hermandades a que recuerden a todos los integrantes del cortejo que deberán mantener “el debido comportamiento”.
Por otra parte, quedará “prohibido el uso del cuarto de baño interior de la Catedral”. A ello hay que sumar que el acceso al templo mayor quedará circunscrito los nazarenos. Si bien “cada cofradía podrá autorizar el acceso a un máximo de 10 personas que, obligatoriamente, deberán portar una tarjeta acreditativa de su hermandad”. En la normativa también se recuerda que los pasos se arriarán al llegar ante Santísimo, de Domingo de Ramos a Jueves Santo, así como el Domingo de Resurrección, madrugada del Viernes Santo y en la tarde de esa misma jornada, se realizará ante la Cruz Guiona. Finalmente se ha insistido en que “los nazarenos de luz realizarán una inclinación”, ante estos.