Unanimidad, en un cabildo trascendental para las Palmeras

8

La hermandad de la Piedad decide cambiar la talla de su titular, debido al mal estado de conservación del actual

La Cuaresma de 2017, de forma similar a lo que ocurriera en 2016, será recordada no solo por el importante cambio en cuanto al recorrido oficial se refiere, sino que, además, la incorporación o aprobación de patrimonio para el futuro próximo es un hecho. Este es el caso de la hermandad de la Piedad de las Palmeras, cuyo cabildo general aprobaba este pasado domingo el inicio de los trámites para la realización de su futuro titular. El cambio, resuelto por unanimidad de los asistentes, obedece al mal estado de conservación en que se halla el Cristo de la Piedad.

in extremis, Miércoles Santo Palmeras
Piedad de las Palmeras entrando a la Catedral./Foto: LVC

Sin plazos definidos, aunque el Miércoles Santo de 2018 es una de las fechas má plausibles, la corporación aún no ha determinado quién será el imaginero al que se encargue la hechura de la nueva imagen. Ésta sustituirá al crucificado que se ha venerado en San Antonio María Claret, durante casi medio siglo, desde 1972. Si bien el Cristo de la Piedad seguirá expuesto a la veneración de los fieles, cabe recordar que es propiedad de los claretianos, la nueva efigie será propiedad de la cofradía. La misma informará de los pasos a seguir a la autoridad eclesiástica, mientras que, a su vez, se dispone a buscar fondos para poder acometer esta importante empresa.
El segundo domingo de la Cuaresma de 2017 ha dejado dos momentos importantes para el futuro patrimonial de la Semana Santa cordobesa, ya que, además de la decisión de la Piedad de las Palmeras, la hermandad de la Buena Muerte procedía a bendecir en San Hipólito la imagen de un pequeño crucificado, atribuido a Antonio Castillo Lastrucci. A ello hay que sumar que la prohermandad de la O decidirá, en poco más de una semana, qué escultor realizará la talla del Señor de la Victoria. Tres incorporaciones que ampliarán un patrimonio artístico y devocional que, ya en 2016, obtuvo un fuerte impulso con la llegada a Córdoba, de las tallas del Cristo de la Oración y Caridad, el Señor de los Afligidos y María Santísima de la Victoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here