El camino de la Madre


En la tarde de ayer sábado las cofradías perabeñas, como relata Jesús Venzalá, realizaron junto a la imagen de Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad, titular de la hermandad homónima, el rezo del Vía Matris o Camino de la Madre. Pero, ¿qué es un Vía Matris? Fue la pregunta más repetida entre los perabeños al conocer que la Agrupación de Cofradías convocaba a sus cofrades a realizar este rezo piadoso. La Agrupación organiza todos los años el rezo de un viacrucis a principios de Cuaresma, acompañando a las imágenes cristíferas titulares de las distintas hermandades penitenciales de la localidad. La elección va rotando con carácter anual de modo que cada cuaresma le corresponde al titular de una hermandad distinta.

madre
Vía Matris de Pedro Abad./Foto: Jesús Venzalá

Este año correspondía la organización a la hermandad del Mayor Dolor, que como novedad, propuso que fuera su imagen mariana quien presidiera el rezo no de un vía crucis, sino del Vía Matris. Un rezo mariano basado en el ejercicio piadoso en el que en distintas estaciones se reflexiona sobre los dolores de María ante la cruenta pasión y muerte de su hijo. De esta forma, la corporación sorprendió con un original texto en el que el orden de las estaciones fue el inverso al habitual en un vía crucis, comenzando las reflexiones justo donde culmina el viacrucis tradicional, en el sepulcro. Así, los distintos fragmentos que fueron leyendo representantes de todas las hermandades invitaban a los presentes a compartir el dolor y la soledad que sentiría María volviendo a su casa después de sepultar el cuerpo sin vida de su amado hijo.
Un sencillo y sobrio cortejo abría camino ante la imagen de Nuestra Señora del Mayor Dolor portada a parihuelas y que fue presentada bellamente ataviada de hebrea por el vestidor cordobés Rafael Jódar. La comitiva encaminó sus pasos desde la Parroquia de la Asunción hasta el templo de las Esclavas del Sagrado Corazón en la casa natal de Santa Rafaela María. Tras la Virgen iban todos los hermanos mayores portando varas y tras ellos un gran número de personas que quisieron con su rezo acompañar a la Soledad en su transitar por las calles de Pedro Abad.
La agenda cofrade perabeña tuvo otra cita importante en la parroquia de la Asunción donde la hermandad de Santa María Magdalena celebró los cultos en honor a su titular el Cristo de Revidiego. El crucificado del viernes santo presidió un bonito altar dispuesto en el altar mayor de la parroquia con ángeles a sus pies portando atributos pasionistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here