La agrupación de la Cena ve cumplido un sueño


La formación musical de Poniente ofrece su concierto solidario en el interior de la iglesia del Beato Álvaro, ante un aforo que llenó el templo

La agrupación musical de la Sagrada Cena cumplía este sábado con una aspiración que se remonta a sus inicios fundacionales, en el año 2010. Así, la formación que dirige Rafael Palos tocaba en el interior de la iglesia del Beato Álvaro, ante el Señor de la Fe, el Cristo de la Luz y María Santísima de la Esperanza del Valle. Ello en el marco de un concierto solidario que cumple con otro de los carismas, indisociables a la banda y su hermandad, la labor social.

Agrupación musical Sagrada Cena./Foto: Paco Román
Agrupación musical Sagrada Cena./Foto: Paco Román

Señor de Poniente, el tributo que el responsable de la agrupación componía para el titular de la hermandad sacramental abría el concierto. Una actuación caracterizada por un estilo eucarístico que define a la joven y, cada vez más consolidada, formación. Jesús Sacramentado, de Antonio J. López; Gustad y ved, de Francisco Palazón; o la adaptación del himno Pange Lingua, de Juan C. Calderón atestiguaron esta vocación. Pero, sin duda, uno de los momentos más esperados se vivió con el estreno de Cristo Rey. La marcha compuesta por el integrante de la agrupación musical de la Sentencia de Jerez, Rafael Villén, hizo vibrar a un auditorio que, a esas alturas ya se hallaba imbuido por el aroma del Jueves Santo.
Virgen de la Hiniesta, de Antonio Gallego, y la conocida pieza que compusiera José Manuel Mena Hervás, Sagrada Cena, completaban un repertorio selecto, que hizo las delicias de los presentes. Aun con todo, el emocionante final puso en valor el broche de este especial concierto. Así, al himno nacional se enlazaba el eucarístico para mostrar la realeza de Cristo y el tributo de los músicos a su Señor. A poco más de un mes del Jueves Santo, la iglesia del Beato Álvaro se vestía de gala, repleta de fieles, para dar testimonio de un sueño que, con cada nuevo capítulo alcanza más cotas de realidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here