El Calvario bendice un nuevo azulejo en su casa de hermandad


El retablo cerámico es obra del conocido artista de la localidad gaditana de Villamartín, Antonio Linares, y ha sido bendecido por el párroco de San Lorenzo Rafael Rabasco

La hermandad del Calvario ha puesto el broche a una intensa semana de cultos, con la bendición, este domingo, de un nuevo retablo cerámico, que custodia la fachada de su casa de hermandad. La pieza, en la que aparecen tanto el Señor como la Virgen del Mayor Dolor, ha sido realizada por el conocido ceramista de la localidad gaditana de Villamartín, Antonio Linares. En el acto ha participado el párroco de San Lorenzo y consiliario de la cofradía, Rafael Rabasco.

Retablo cerámico de la hermandad del Calvario./Foto: Rafael A. Ojeda
Retablo cerámico de la hermandad del Calvario./Foto: Rafael A. Ojeda

El nuevo retablo cerámico se une al rico acervo patrimonial que posee Córdoba con este tipo de piezas. Donado por un grupo de hermanos, cabe destacar que el autor de la obra ya realizó la que enmarca a la imagen en la calle Jesús del Calvario, aledaña al templo fernandino. Y es que la labor de Linares en córdoba es profusa y de gran calidad. Baste recordar los ejemplos del azulejo de Nuestro Padre Jesús del Silencio, junto al Compás de San Francisco; el de Nuestra Señora de Villaviciosa, en la calle que lleva su nombre junt a la plaza del Poeta Juan Bernier; o los dos realizados con la efigie de Nuestra Señora del Carmen en San Cayetano y Santa Marina.
El acto que tenía lugar pasado el mediodía ha culminado una semana, marcada para la hermandad por la celebración del quinario, así como el besapiés a la imagen durante este 12 de marzo. A ello hay que sumar el concierto que la banda de cornetas y tambores de Nuestra Señora de la Salud ofrecía al titular, al que acompañará por primera vez este Miércoles Santo, este sábado al concluir la fiesta de regla. Una actuación que daba la medida de la calidad que atesora la formación del Barrio del Naranjo. En dicho acto se produjo otro estreno, el de la marcha Sagrado vía crucis, dedicada a Nuestro Padre Jesús del Calvario.