¿Por qué te llamas rociero?


El fiscal de la hermandad del Rocío de Córdoba, Francisco Rodríguez, ofrece una ponencia que ahonda en los orígenes y el futuro de la devoción a la Blanca Paloma

¿Por qué te llamas rociero? Bajo este título, el que fuera máximo responsable y en la actualidad fiscal de la hermandad del Rocío de Córdoba, Francisco Rodríguez, ofrecerá una ponencia que ahondará en los orígenes y el futuro de la devoción a la Blanca Paloma. La charla tendrá lugar al mediodía de este domingo, en la casa de hermandad de la filial cordobesa.

y rociero
Hermandad del Rocío de Córdoba. /Foto: LVC

¿Por qué somos rocieros? ¿Por qué Córdoba hace el camino más largo? ¿Cómo llegó la devoción rociera a esta tierra? ¿Cómo son los orígenes de nuestra Hermandad? A etas y otras cuestiones responderá Rodríguez en esta interesante conferencia. De hecho, es gran conocedor de este ámbito y prueba de ello se halla en que cuenta con una amplia trayectoria en este campo, que lo ha llevado a disertar para la propia Universidad de Córdoba. Y es que la devoción a la Virgen marismeña tiene profundas raíces, que pronto quedarán reflejadas en los actos conmemorativos del centenario de su coronación canónica. Más atrás en eltiempo, la propia advocación del Rocío se remonta al siglo XIII (1252-1284), cuando el rey Alfonso X el Sabio erigió la primera ermita tras la conquista de Niebla, en 1262. Las tierras donde se enclavaba la ermita estaban atravesadas por caminos muy transitadas que se cruzan a escasos metros de esta lo que favoreció la propagación de la devoción a la Blanca Paloma.
En el caso de la filial cordobesa, la historia reciente de la misma se remonta al año 1978, cuando en la Iglesia de Nuestra Señora de la Paz en San Basilio, la hermandad del Rocío de Córdoba celebraba su misa fundacional y la primera imposición de medallas. No obstante, el germen de la cofradía se halla en la década de 1930 y se debió, en buena medida, al rejoneador Antonio Cañero, quien encargara a Julio Romero la pintura del primitivo Simpecado. Cebe recordar que esta pieza ha sido recuperada, en fechas recientes, por la hermandad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here