Rotundo éxito del pregón de la Quinta Angustia


La iglesia de la Merced daba un salto en el tiempo para seguir consolidando una de las grandes tradiciones, recuperada -desde 2016- por la prohermandad de la Quinta Angustia. Y es que el pregón de las Siete Palabras, pronunciado por el reconocido biblista y canónigo de la Catedral de Córdoba, Antonio Llamas, despertaba en la noche de este viernes la admiración y el reconocimiento del público que abarrotaba la iglesia de la Merced. Así, se daba cuenta del éxito que la corporación ha conseguido con este significativo acto.

pregón
Asistentes al pregón de las Siete Palabras./Foto: Juan Carlos Cabello

Las voces del coro de la Catedral Córdoba abrían, a la hora prevista, un evento cargado de solemnidad y de profundo contenido teológico. En el mismo también destacó la intervención de uno de los grandes responsables de la gran evolución de la prohermandad, su máximo responsable, Manuel Higuera. Éste agradecía la gran acogida que el acto ha recibido, en estas dos ediciones. Emotivas, cercanas y repletas de admiración fueron las palabras que el presentador del pregonero, el chantre de la Catedral de Córdoba, Antonio Murillo, pronunció sobre Llamas.
La alocución de Llamas ha dado la medida del sacerdote, del profesor y del experto conocedor de la Sagrada Escritura que es el canónigo. Así, la profundidad de su mensaje no pasaba desapercibida y, en diversos momentos del pregón, el teólogo montillano era interrumpido por los aplausos de un público iniciado, que recibía con reconocimiento el mensaje -siempre actual y necesario- de la Palabra. Por ello, en la iglesia de la Merced también se daban cita numerosas autoridades civiles y religiosas. Este es el caso del deán-presidente del Cabildo Catedralicio, Manuel Pérez Moya; el vicario general de la diócesis y párroco de San Miguel, Francisco Orozco; el director espiritual de la Quinta Angustia, Jorge Manuel Díaz; o el concejal del Partido Popular, Salvador Fuentes. Cabe destacar, además, la representación enviada por la hermandad del Resucitado para un ceremonial que concluía como empezó, con las voces del coro de la Catedral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here