La primera Cuaresma del camino de la coronación de la Paz


La titular mariana de la corporación del Miércoles Santo ya se halla vestida de hebrea para el tiempo litúrgico que comienza este Miércoles de Ceniza

Ataviada de hebrea hasta que llegue el momento de su besamanos y de entronizarla en su palio ochavado, María Santísima de la Paz y Esperanza da inicio a un Cuaresma muy especial para sus devotos. Se trata de la primera de las que recorrerán el camino de la esperada coronación pontificia que, el pasado mes de octubre, diera un paso decisivo, gracias al visto bueno del obispo al inicio de los trámites de este especial itinerario.

Cuaresma
María Santísima de la Paz y Esperanza./Foto: Jesús Caparrós

La Virgen de Martínez Cerrillo luce radiante, presidiendo el tiempo litúrgico para una de las semanas santas más interesantes que se recuerdan. Con la nueva carrera oficial en el entorno de la Catedral, como en 2015, la corporación volverá a adentrarse en el interior de las naves del templo mayor de la diócesis. A ello hay que sumar que la titular de la corporación de Capuchinos vestirá próximamente la saya que le han donado sus costaleros. De la misma se están ultimando los detalles en el taller del bordador astigitano, Jesús Rosado. Estrenos y restauraciones como las de los varales y el techo de palio, que volverán a ofrecer una visión actualizada de una de las grandes devociones cordobesas.
El camino de la coronación de la Paloma de Capuchinos tiene una parada obligada en la iglesia conventual del Santo Ángel este Miércoles de Ceniza. Así, la Virgen presenta la hermosura del primer día en que el imaginero de Bujalance obrara el milagro que solo entiende a la luz de la fe. Reluce sobre el fondo negro, como el sedimento de los recuerdos de tantas estaciones de penitencia en que , la túnica y la capa, el blanco y el verde ribeteado se mecen, gráciles como las notas de la marcha que le compusiera Melguizo y que ha sido recientemente entregada a la hermandad. Una historia que se escribe en cada misa, acto o firma de una nueva adhesión. Ya es Cuaresma, ya está vestida de hebrea, por las manos de Rafael Jódar, ya se rubrica un capítulo mas de su historia de amor con la ciudad, hoy comienza la primera Cuaresma del camino hacia su coronación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here