Los frutos del hermanamiento de dos bandas


La iglesia de San Andrés acoge este domingo el segundo de los conciertos que ofrecerán las bandas de música de la Esperanza de Córdoba y Maestros Villatoro y Algaba, de Castro del Río

El hermanamiento entre la banda de música Maestros Villatoro y Algaba de Castro del Río y la cordobesa de María Santísima de la Esperanza, que se producía en fechas recientes, ha tenido sus frutos con dos conciertos. El segundo de los mismos, que volverá a proyectar los frutos de esta unión, tendrá lugar este domingo 5 de marzo, a partir de las 13:15, en la iglesia de San Andrés. Y reunirá a las bandas de música de la Esperanza de Córdoba y Maestros Villatoro y Algaba, de Castro del Río.

los
Bada de música de la Esperanza./Foto: LVC

La primera actuación tenía lugar, en fechas recientes,  en el Salón Soricaria de Castro del Río. En principio, estaba previsto que se realizase en la plaza de San Fernando pero la meteorología lo impidió, como contaba José María Viudez. Cabe destacar que ambas formaciones se caracterizan por cuidar del patrimonio musical cordobés. Por ello, su nexo común radica en el hecho de llevar a cabo el estudio y recuperación de obras y marchas procesionales de compositores de sus respectivas localidades. Así, la banda de la Esperanza trabaja de forma científica en el estudio y la recuperación del patrimonio musical, llevando a cabo un trabajo previo de documentación e investigación, que demuestra su firme apuesta por la recuperación de este amplio patrimonio. Así, en los últimos años ha recuperado decenas de piezas que, en la mayoría de los casos olvidadas o poco interpretadas a pesar de ser marchas de gran calidad, como Por una madre, de Enrique Báez Centella, San Rafael, de José Molina o Misericordia…¡Señor!, de Dámaso Torres García. A dicha labor hay que sumar su apuesta por grandes autores contemporáneos, algunos de ellos de la propia banda como Alfonso Lozano con marchas reconocidas en toda Andalucía como La Sangre y la Gloria, o Rafael Wals con La Vía Sacra.
Por su parte, la formación castreña está poniendo en valor obras de los maestros castreños Joaquín Villatoro y Francisco Algaba. En los últimos años, la formación ha introducido en su repertorio el pasodoble Guadajoz, la marcha Jesús de la Santa Cena de Villatoro, así como Canto a Andalucía, obra para banda y coro. De Algaba se recuperó en 2014, Soledad, presentada dentro de los actos del 25 Aniversario de la banda. Sin olvidar las piezas como Pobre hija mía o El Cristo del Carmen, características de la noche del Viernes Santo en Castro del Río. Por tanto, con este hermanamiento, se reforzarán líneas futuras de trabajo en la recuperación de joyas musicales perdidas en el tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here