La Virgen de la Victoria, vestida de hebrea por primera vez


María Santísima de la Victoria ya está vestida de hebrea. Se trata de una ocasión muy especial puesto que es la primera vez que la imagen de Antonio Labrador luce este atuendo. Con motivo de la llegada de la Cuaresma, su grupo de devotos ha querido disponer así a la talla, de cara también a la celebración de la sabatina mensual que tendrá lugar a las 18:30 de este sábado 25 de febrero, en la iglesia de Santa Beatriz de Silva. Con manto azul y saya roja, terno que se debe a las donaciones realizadas por sus fieles, la Virgen ha sido vestida por Antonio Villar.

María Santísima de la Victoria./Foto: José Casanova
María Santísima de la Victoria./Foto: José Casanova

La labor del bordador y vestidor cordobés ha vuelto a dejar su impronta en una imagen que, desde su llegada, ha sido acogida con gran cariño entre la feligresía del Parque Azahara; que le dedica una solemnidad, que estará presidida por el párroco de Santa Beatriz de Silva, Juan Diego Recio. María Santísima de la Victoria fue terminada por Antonio Labrador el día de la festividad de la Virgen del Carmen de 2015. 10 meses más tarde, la dolorosa era bendecida el 21 de mayo de 2016, por el propio Recio.
Con motivo de aquel acontecimiento, la Virgen era expuesta en besamanos por primera vez. Desde ese momento, se establece la celebración de un culto mensual a la Victoria. Cabe destacar que, con motivo del besamanos a que fue expuesta la imagen durante el fin de semana de la Inmaculada, la Virgen estrenó un terno realizado por Antonio Villar. Además, la misma se entronizó sobre la peana que donara la hermandad del Perdón, además de una diadema cedida para la ocasión por la corporación de San Roque. Por su parte, la cofradía de la Entrada Triunfal, al igual que hiciera para la bendición, puso a disposición del grupo de devotos unos candeleros para iluminar a la imagen; mientras que una devota de la Victoria hizo lo propio con unos candelabros de bronce de siete puntos de luz cada uno. Todo ello para da muestra de la ingente devoción que despertara la imagen desde su llegada a Córdoba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here