Bordados portugueses para la Virgen del Desconsuelo


La hermandad del Santo Sepulcro adquiere una saya y un manto de vistas que ha sido diseñado por José Juan Fernández y realizado por Mercedes Castro

La hermandad del Santo Sepulcro ha presentado una nueva saya y un manto de vistas para la Virgen del Desconsuelo, que han sido diseñados por José Juan Fernández y realizado por Mercedes Castro. Las piezas presentan la peculiaridad de que contienen bordados de origen portugués. El diseño de las colgaduras obedece a dibujos ya utilizados en el renacimiento que han llegado casi intactos hasta nuestros días y reproducidos por muchos talleres de bordado, e incluso, telares. Ambas obras pueden observarse en la iglesia de la Compañía, donde la Virgen se halla ataviada con las mismas, por el vestidor Manuel Palomino.

Nuestra Señora del Desconsuelo./Foto: Hermandad Sepulcro
Nuestra Señora del Desconsuelo./Foto: Hermandad Sepulcro

Los bordados utilizados para la confección y de la nueva saya y manto de camarín para la Virgen de Nuestra Señora del Desconsuelo en su Soledad son procedentes de unas colgaduras antiguas del siglo XIX manufacturados en talleres portugueses. Estas colgaduras de color negro eran utilizadas en la liturgia para difuntos o para los Oficios del Viernes Santo, y recubrían superficies como pudiera ser las columnas de alguna capilla principal o el propio altar mayor. La finalidad de dichas colgaduras no era otro sino de dotar al espacio de mayor dignidad, y solemnidad. El diseño de las colgaduras obedece a dibujos ya utilizados en el renacimiento que han llegado casi intactos hasta nuestros días y reproducidos por muchos talleres de bordado e incluso telares. Aquí mostramos un ejemplo en este frontal de Altar del siglo XVI de la colección de bordados del Monasterio de Guadalupe (Cáceres), que sigue los modelos de la época reproducidos en siglos posteriores.
La composición del dibujo está realizada con motivos florales y hojarascas de flores de cardina y piñas. La técnica del dibujo obedece más a técnicas de aplicación a tejidos, ya que calan el dibujo como si de brocados o damascos se tratase. La técnica del bordado es de aplicación sobre terciopelo negro de seda. Las aplicaciones están realizadas en tisú de oro tejido con hilo de hojilla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here