"Deseamos que sea una obra de la que os sintáis orgullosos"


Los responsables del taller de bordados Virgen del Carmen de San Fernando muestran su satisfacción por la realización del guión de juventud de la hermandad del Caído

La hermandad de Jesús Caído estrenará este Jueves Santo tanto un nuevo juego de de dalmáticas , realizadas por el bordador Rafael Carmona, como un guión de juventud que, sufragado por el grupo joven, ha sido elaborado en el taller Virgen del Carmen de San Fernando. El diseño de la pieza corresponde a Pedro J. Sánchez. Mientras que, los responsables del taller, José Muñoz y Manuel Trujilo, han mostrado su deseo de que “sea una obra de la que os sintáis orgullosos”.

obra
Guión de juventud./Foto: Hermandad del Caído

El encargo de este trabajo ha sido definido como “una gran alegría y honor para nosotros volver a trabajar para vuestra hermandad”. Ello se explica a tenor de que, el taller Virgen del Carmen ya realizó el medallón bordado en seda para la túnica del Señor. Una obra de la que los responsables han subrayado, en la comunicación remitida a los hermanos de la cofradía del Jueves Santo, que “siempre recordaremos con gran cariño, ya que tanto para mí como mi taller siempre hemos sentido un especial vínculo con la ciudad de Córdoba y por ende con vuestra
hermandad”.
Hojilla, realce y volúmenes dan la medida al estandarte en torno al que la juventud del Caído procesionará cada Jueves Santo. Enmarcado por una elegante orla desprovista de la habitual sobrecarga decorativa barroca, el avance de los trabajos que se llevan realizados muestra una rica heráldica. Así, la parte central muestra el escudo de la corporación donde se recogen el corazón traspasado por el puñal, que nace de la cruz y que está rodeado por la corona de espinas. Elementos que hacen referencia a los dos titulares de la corporación y que, en cuanto a la ejecución de la daga que traspasa el corazón de la Virgen de la Soledad, sobresale su minuciosa y llamativa elaboración. Sobre el broquel, el pontifical se erige como uno de los elementos que centran la atención, a primera vista. Mientras que a ambos lados del emblema se halla los símbolos carmelita y del Reino de España.
La obra, que presenta un prometedor aspecto, ha sido elaborada en el taller de Virgen del Carmen. La historia del mismo tiene su antecedente en los inicios de Muñoz en la década de 1990. Éste realizaría durante dicha etapa la restauración de la saya de Nuestra Señora del Mayor Dolor en su Soledad de la citada localidad, los bacalaos de las hermandades de la Borriquita de Chipiona y de la Caridad de San Fernando o la saya de la Virgen de los Desconsuelos de Chiclana. En 2007 y debido a su faceta como vestidor, Muñoz entra en contacto con Trujillo e inician un proceso que se materializa en la instauración del actual taller en 2009. El nombre del mismo se debea que el primer encargo consistió en la realización del hábito para la Virgen del Carmen de Úbeda, junto a que la otra imagen carmelita es la patrona de San Fernando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here