Un farol que puede cambiar el paso por Caño Quebrado


La hermandad de la Expiración realiza un ensayo con los pasos de sus titulares, con un resultado que queda supeditado a la retirada de un farol para completarlo

farol
Ensayo de Expiración en Caño Quebrado./Foto: Hermandad Expiración

Los responsables de las hermandades y de la Agrupación tendrán que seguir trabajando intensamente durante las próximas semanas, para dirimir los flecos de los nuevos recorridos. Uno de los que están sobre la mesa se sitúa en la calle Caño Quebrado, donde, el pasado mes de enero, el paso de misterio de la Cena no consiguiera completar con éxito su prueba. En el caso de Expiración, la prueba se ha realizado satisfactoriamente, pero con la salvedad de un farol.
La corporación del Viernes Santo realizaba, este domingo, un ensayo con los pasos del Cristo de la Expiración, que dirige Ángel Carrero, y el de la Virgen del Rosario, que comanda Jesús Ortigosa. El mismo ha dejado un resultado, en principio satisfactorio, que no obstante queda supeditado a la retirada de un farol para que pueda ser completado. De esta manera, la cofradía de San Pablo es la segunda de su jornada que lleva a cabo una prueba por un enclave complejo.
El resultado de la prueba de la hermandad de San Pablo contrasta con el que realizara la hermandad del Santo Sepulcro con su paso de palio por la calle Manríquez, daba muestra de la complejidad del discurrir por determinadas calles del entorno de la Catedral. Así, la corporación del Viernes Santo accederá por la calle San Fernando al palquillo de entrada de la carrera oficial, establecido en la Puerta del Puente. Este era el itinerario acordado por las cofradías del Viernes Santo; si bien, ante la opción planteada por la vocalía de estación de penitencia de la Agrupación, los responsables del Sepulcro, pese a sus dudas sobre el paso por dicha vía, accedieron a probar esta alternativa que, finalmente, no ha dado frutos.
El del Sepulcro era el segundo intento fallido en lo que va de año puesto que, con suerte similar, la hermandad de la Cena probaba su tránsito por Caño Quebrado. Se da la circunstancia de que el canasto del misterio del Señor de la Fe no presentaba las mayores dificultades de paso en el punto más estrecho de la vía. Por contra, las irregularidades que presenta la travesía suponían el motivo fundamental. Ahora, la calle que conecta Ronda de Isasa con Cardenal González muestra un inconveniente más, un farol, que no obstante parece en principio subsanable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here