La gran novedad que comienza en Cuaresma


Cerca de un centenar de presbíteros acuden a la formación permanente que ha tenido lugar en el salón de actos del Palacio Episcopal, a cargo del deán de la Catedral de Toledo, Juan Miguel Ferrer

Con la presencia del obispo y el vicario general de la diócesis, el deán de la Catedral de Toledo, Juan Miguel Ferrer, ha sido el encargado de llevar a cabo la sesión de formación permanente para los sacerdotes. La misma ha versado sobre la gran novedad que tendrá lugar el primer domingo de Cuaresma con la entrada en vigor de  la nueva edición del Misal Romano.

Cuaresma
El obispo y el vicario, junto al ponente./Foto: DMCS

La cuestión sobre la que ha radicado la reunión se ha centrado en el uso del nuevo Misal. Tras realizar un repaso por las diversas publicaciones que ya hay acerca del uso del documento, Ferrer ha destacado que es necesario que al presentarle a los fieles la nueva edición, “no pongamos el acento en lo más llamativo que pueda haber en él, sino que aprovechemos la ocasión para ofrecer una catequesis sobre la eucaristía y la participación de ella”. Por ello, el ponente ha subrayado que, “aunque evidentemente muchas cosas no cambian en este Misal con relación a las ediciones precedentes después del Vaticano II, merece la pena que a nuestros fieles les ayudemos a vivir y a participar de la eucaristía de una manera más completa, consciente y fructuosa”, ha asegurado. Tras esto, ha insistido en la necesidad de conocer las principales novedades y puntos de interés de la nueva publicación realizando un repaso por la historia de la celebración de la eucaristía. Además, ha recordado que el uso de este nuevo Misal comienza de forma obligatoria el primer domingo de Cuaresma del presente año.
Cabe recordar que la Conferencia Episcopal Española (CEE) presentaba, el pasado mes de octubre, la tercera edición del Misal Romano. La misma viene a ser el resultado de la revisión y actualización a que fue sometido por la asamblea plenaria de los obispos españoles en 2010. A este respecto, el portavoz de la CEE, José María Gil Tamayo, expresaba su “su alegría por esta publicación que representa la renovación de la liturgia y la renovación de toda la vida de la Iglesia”. Además, puso de relieve que “la Iglesia no sólo actúa, sino que se expresa también en la liturgia y saca de la liturgia las fuerzas de la vida”. Mientras que, por otro lado, el Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, afirmaba que “con este Misal se intenta promover la mayor participación de los fieles y dotar de mayor esplendor y belleza las celebraciones de la eucaristía”.